Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Ver la televisión en exceso podría aumentar el riesgo de trombosis, según estudio

Hacer un maratón de tus series favoritas con regularidad puede ser perjudicial para tu circulación. 

Por Alejandra Gonzalez

La falta de actividad por ver la televisión puede aumentar el riesgo de trombosis.(Unsplash)

La falta de actividad por ver la televisión puede aumentar el riesgo de trombosis. | Unsplash

Aunque ver un maratón de tus series favoritas puede ser muy entretenido, un estudio ha señalado que no es bueno para la circulación si se hace con regularidad e incluso aumenta el riesgo de tromboembolismo venoso (TEV), un trastorno que incluye trombosis venosa profunda y embolias pulmonares.

La investigación, publicada en el European Journal of Preventive Cardiology y liderada por Setor Kunutsor de la Universidad de Bristol, analizó cómo prevenir el tromboembolismo venoso (TEV) y para ello buscaron determinar los factores de riesgo, sobretodo aquellos relacionados con la televisión. 

La falta de actividad por pasar mucho tiempo frente al televisor puede aumentar el riesgo de trombosis. Foto: Unsplash

RIESGOS DE PASAR DEMASIADO TIEMPO SENTADO FRENTE A LA TV

Para este análisis estudiaron la literatura médica existente y estudiaron datos provenientes de estudios en los que participaron más de 130 mil voluntarios de  de más de 40 años de edad que no habían recibido un diagnóstico de trombosis venosa profunda (TVP) y monitorearon su salud durante años. Además, se les cuestionó sobre su estilo y su consumo de televisión. 

Ante los resultados, el equipo de académicos calculó que las personas con este tipo de consumo televisivo (más de 4 horas diarias) tienen un 35% más de probabilidades de desarrollar TEV que aquellos participantes que raramente ven (2.5 horas diarias) o no ven la televisión. 

Cabe mencionar que los autores de la investigación se han apresurado ha clarificar que el estudio prueba una correlación entre el consumo de televisión y la TVP,  por lo que consideran necesarios más trabajos para determinar qué papel tiene pasar mucho tiempo frente a la televisión en el desarrollo de la enfermedad. 

Los especialistas señalaron que el problema principal de este hábito y su relación con el TEV se centra en la falta de actividad física, por lo que recomendaron que al ver televisión se tomen descansos cada 30 minutos para ponerse de pie, estirarse o subir a una bicicleta estática por unos minutos. 

La misma sugerencia se hizo en caso de realizar trabajos que impliquen estar mucho tiempo sentados, pues ayudaría a evitar que se acumule la sangre en las extremidades y provoque coágulos. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones