Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

"Dietas mágicas" no son la solución según IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social recomienda a las personas poder asesorarse por nutricionistas dietistas para lograr una mejor calidad de vida a nivel de salud. 

Por Mundo Sano

“Para sostener la disminución de peso y no tener el llamado rebote, necesitamos constancia y saber que los cambios serán poco a poco, para que pueda mantenerse a largo plazo”, remarcó.

“Para sostener la disminución de peso y no tener el llamado rebote, necesitamos constancia y saber que los cambios serán poco a poco, para que pueda mantenerse a largo plazo”, remarcó. Pixabay.

En lugar de utilizar las llamadas “dietas mágicas”, representantes del instituto señalan que hay que llevar una forma ordenada del tipo de alimentos y la cantidad que se deben de consumir de acuerdo con su sexo, edad, talla, peso actual y actividad física.

Ana Livier Medrano Lerma, supervisora de Nutrición del Primer Nivel del Seguro Social, indicó que ante el confinamiento afrontan el reto de ofrecer opciones para evitar el aumento de peso y opera alternativas digitales como CHKT en línea: http://www.imss.gob.mx/chkt o en la aplicación IMSS Digital para celulares y tabletas, y la descarga de la Cartera de Alimentación y Actividad Física, disponible en https://bit.ly/32eQPUm.

“Para sostener la disminución de peso y no tener el llamado rebote, necesitamos constancia y saber que los cambios serán poco a poco, para que pueda mantenerse a largo plazo”, remarcó.(Pixabay.)

“Para sostener la disminución de peso y no tener el llamado rebote, necesitamos constancia y saber que los cambios serán poco a poco, para que pueda mantenerse a largo plazo”, remarcó. | Pixabay.

Explicó que a través de las redes sociales del IMSS se han podido otorgar consejos de alimentación saludable durante el confinamiento, rutinas de actividad física en vivo y la publicación de infografías, y cursos en línea a través de la plataforma CLIMSS.

Estos son: “Estilos de vida y diabetes” “Envejecimiento saludable”, “Cuidado de los riñones”, “El ABC de la obesidad”, “Cuidando tu corazón, hipertensión”, entre otros.

“Desde que inició la pandemia, el IMSS se ha visto en una tarea ardua en difundir mensajes a todos los mexicanos que debemos cuidarnos, primeramente desde tomar las medidas preventivas para evitar el contagio por COVID-19, cuidar su alimentación para evitar la aparición de enfermedades crónico degenerativas y si la población ya la presenta, controlarlas, también”, agregó Ana Livier Medrano.

El IMSS cuenta en el Primer Nivel de Atención con aproximadamente 530 nutricionistas dietistas, y en las Unidades de Medicina Familiar (UMF). La especialista del Seguro Social señaló que se deben evitar las “dietas mágicas” porque no te ayudan a cumplir con tus objetivos y mantenerse de forma permanente. 

Además, “muchas pueden ser un riesgo para la salud, ocasionan mareos, debilidad, agotamiento y si tienen algún padecimiento, como diabetes, pueden causar un descontrol”.

Por ello, la psicoanalista y nutrióloga del IMSS aconsejó a la persona interesada en bajar de peso buscar la ayuda de un profesional en nutrición, para que haga su cálculo individual y considere su estilo de vida, gustos y preferencias para que constituyan su plan de alimentación.

“Para sostener la disminución de peso y no tener el llamado rebote, necesitamos constancia y saber que los cambios serán poco a poco, para que pueda mantenerse a largo plazo”, remarcó.

Medrano Lerma también recomendó consumir una taza de verduras cocidas o crudas en cada tiempo de comida, tomar de 6 a 8 vasos de agua natural al día, elegir preparaciones cocidas, al vapor o a la plancha; preferir alimentos naturales y evitar el consumo de productos ultraprocesados.

Manifestó que para empezar una vida más saludable, se debe ser consciente que se realizará un plan de alimentación y modificarán hábitos, sin pensar que sólo es un cambio a corto plazo, donde se disminuirán las cantidades y la frecuencia de alimentos y bebidas con alto contenido de azúcares y grasas, y sí además se inicia una rutina de ejercicio, se tendrán mejores resultados.

“Una vez que la persona ya tuvo apoyo y asesoría por un nutriólogo, lo mejor es seguir las recomendaciones, tener presente que es muy importante mantener horarios de comida, no saltarnos comidas, incluir todos los grupos de alimentos para tener un buen aporte de vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas y evitar déficits nutricionales”.

En esta nota:

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones