Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

¿Te gusta hacer yoga pero tienes problemas de salud? Algunas recomendaciones

Hacer yoga te ayuda a conectar el cuerpo, la respiración y la mente. Es una práctica que te puede apoyar a mejorar la salud en general. 

Por Vanesa Rojas

Es importante que cuando inicies esta práctica tu maestro debe estar calificado para poder encontrar posturas que sean seguras para tí.(Pixabay.)

Es importante que cuando inicies esta práctica tu maestro debe estar calificado para poder encontrar posturas que sean seguras para tí. | Pixabay.

En algún momento se desarrolló como una práctica espiritual hace miles de años. Muchos lo aplican para ayudar a tener paz, tranquilidad y hasta reducir el estrés.

El yoga puede mejorar el nivel general de su estado físico y mejorar su postura y su flexibilidad. También te ayuda a mejorar su coordinación, concentración, dormir mejor, la digestión, disminuir el dolor de espalda, depresión

El yoga en general es seguro para la mayoría de las personas. Solo en algunas casos deben estar atento por las posturas que realiza sobre todo en embarazadas, tiene presión arterial alta, glaucoma,  ciática.

Es importante que cuando inicies esta práctica tu maestro debe estar calificado para poder encontrar posturas que sean seguras para tí.

Hay diferentes tipos de yoga que a continuación los desglosaremos:

Ashtanga o yoga de poder: Este tipo de yoga ofrece un ejercicio más exigente. Te mueves más rápidamente de una postura a otra.

Bikram o yoga caliente: Usted hace una serie de 26 poses en una habitación con una temperatura entre 95°F y 100°F (35°C y 37.8°C).

Hatha yoga: Normalmente incluye tanto respiración como posturas.

También te ayuda a mejorar su coordinación, concentración, dormir mejor, la digestión, disminuir el dolor de espalda, depresión. Pixabay.

Integral: Incluye ejercicios de respiración, cánticos y meditación.

Iyengar. Pone atención a la alineación precisa del cuerpo y mantener las posturas por períodos prolongados de tiempo.

Kundalini: Enfatiza los efectos de la respiración sobre las posturas. Busca liberar  la energía de la parte inferior del cuerpo hacia arriba.

Viniyoga: Este estilo adapta posturas a las necesidades y habilidades de cada persona, y coordina la respiración y las posturas.

Al momento de iniciar la actividad recuerda que es importante contar con algunos implementos como el tapete, también puedes optar por algunas rodillera y codera para yoga. Esta si padeces de algún problema en las articulaciones te puede ayudar a reducir el dolor. 

También te protege rodillas, codos, huesos, las muñecas, la cabeza durante el yoga y pilates y ejercicios en el piso. 

Elija una clase que sea adecuada para su nivel. Si no está seguro, pregúntele al maestro.
No se exija más allá de su nivel de comodidad. Si no puede realizar una posición, pídale a su maestro que lo ayude a modificarla. Escuche a su cuerpo. Si siente dolor o fatiga, deténgase y descanse.

Con información de Medlineplus. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones