Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Maternidad

Preeclampsia y sus riesgos en el embarazo

Cuando la mujer está en período de gestación debe estar atenta a los cambios que tiene en su organismo a fin de evitar que pueda padecer de preeclampsia.

Por Mundo Sano

También se puede presentar en una mujer después de dar a luz a su bebé, casi siempre dentro de las siguientes 48 horas. Esto se denomina preeclampsia posparto.(Pixabay.)

También se puede presentar en una mujer después de dar a luz a su bebé, casi siempre dentro de las siguientes 48 horas. Esto se denomina preeclampsia posparto. | Pixabay.

Cuando la mujer está en período de gestación debe estar atenta a los cambios que tiene en su organismo a fin de evitar que pueda padecer de preeclampsia.

De acuerdo al portal MedlinePlus, esto tiene que ver con el aumento de la presión arterial durante el embarazo y por lo general puede presentarse después de la semana 20. Aunque no es algo común porque solo se registra en el 3% a 7% de todos los embarazos. 

También se puede presentar en una mujer después de dar a luz a su bebé, casi siempre dentro de las siguientes 48 horas. Esto se denomina preeclampsia posparto.

Aunque se desconocen las causas exactas algunos de los factores podrían ser: 

Las anormalidades de la placenta, como el flujo de sangre insuficiente
Factores genéticos
Exposiciones ambientales
Factores nutricionales
Trastornos autoinmunes e inmunología materna
Cambios inflamatorios y cardiovasculares
Desequilibrios hormonales

Esta condición durante el embarazo también afecta la placenta, riñones, hígado, cerebro y otros órganos y sistemas sanguíneos de la madre. 

El daño que puede provocar es que desprendimiento de la placenta provocando un parto prematuro o la pérdida del embarazo. 

También puede ocasionar falla de un órgano o un accidente cerebrovascular. La preeclampsia puede transformarse en algunos casos en eclampsia y provocar convulsiones. 

Las convulsiones en la eclampsia hacen que la mujer pierda el conocimiento. Si no se trata, esto puede provocar la muerte de la madre y/o del feto.

Con información de Medlineplus y Nichd.nih.gov
 

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones