Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Escuchar música cerca de la hora de dormir tiene efectos negativos: Estudio

Si te encanta escuchar música durante el día y parte de la noche, debes saber que al momento de ir a la cama no es tan beneficioso. 

Por Vanesa Rojas.

Destacó que lo que fue sorprendente es que escuchar música instrumental condujo a una peor calidad del sueño.(Pixabay.)

Destacó que lo que fue sorprendente es que escuchar música instrumental condujo a una peor calidad del sueño. | Pixabay.

El investigador del sueño Michael Scullin , Ph.D., profesor asociado de psicología y neurociencia en la Universidad de Baylor, basó el experimento en algo que él le venía ocurriendo y es despertar en medio de la noche con una canción en la cabeza, por eso buscó estudiar un poco más sobre los efectos de la música.

El estudio fue publicado en Psychological Science investigó la relación entre escuchar música y dormir. "Nuestros cerebros continúan procesando la música incluso cuando no se reproduce y aparentemente mientras estamos dormidos". 

Cuanto más escuche música, más probabilidades tendrá de contraer llamados "gusanos auditivos" que son un tic que se produce cuando una melodía entra en tu cabeza y no sale. 

Si te ocurre regularmente por la noche al menos una o más veces por semana, seguramente vas a tener una mala calidad del sueño.

Estudio sobre la música y el sueño 

Involucró un estudio sobre una encuesta y un experimento de laboratorio. Se involucraron a 209 participantes que completaron encuestas sobre la calidad del sueño, hábitos de escuchar música y la frecuencia de los "gusanos auditivos", sobre todo en la frecuencia que experimentaron conciliar el sueño.

En el estudio experimental, 50 participantes fueron llevados al Laboratorio de Cognición y Neurociencia del Sueño de Scullin en Baylor. Se utilizó polisomnografía, para registrar ondas cerebrales, frecuencia cardíaca,  respiración y más de los participantes mientras dormían.

Antes de dormir, tocamos tres canciones populares y pegadizas: 'Shake It Off' de Taylor Swift, 'Call Me Maybe' de Carly Rae Jepsen y 'Don't Stop Believin' de Journey. Asignamos aleatoriamente a los participantes para que escucharan las versiones originales de esas canciones o las versiones instrumentales sin letras de las canciones. Los participantes respondieron si experimentaron un gusano auricular y cuándo lo hicieron. Luego analizamos si eso afectó su fisiología del sueño nocturno. Las personas que se contagiaron de un gusano auditivo tuvieron mayor dificultad para conciliar el sueño, más despertares nocturnos y pasaron más tiempo en las etapas más ligeras del sueño ".

"Nuestros cerebros continúan procesando la música incluso cuando no se reproduce y aparentemente mientras estamos dormidos", dijio el investigador. 

“Casi todo el mundo pensaba que la música mejoraba su sueño, pero descubrimos que aquellos que escuchaban más música dormían peor”, dijo Scullin.

Destacó que lo que fue sorprendente es que escuchar música instrumental condujo a una peor calidad del sueño. "La música instrumental produce aproximadamente el doble de gusanos auditivos".

Con información de la Universidad de Baylor. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones