Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Estudio se refiere a la inmunidad que podría generarse con el uso de cubrebocas

Un estudio publicado en New England Journal of Medicine se refiere a que el uso de las mascarillas o cubrebocas podría ir más allá que el solo hecho de reducir la gravedad de la enfermedad. 

Por Mundo Sano

Esto se practicó solo hasta la introducción de la vacuna que finalmente erradicó la viruela(Pixabay.)

Esto se practicó solo hasta la introducción de la vacuna que finalmente erradicó la viruela | Pixabay.

Se dice que este podría convertirse en una forma de "variolación" que también permitiría generar inmunidad, haciendo que el virus se ralentice mientras sale la vacuna. 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomendaron el 3 de abril que el público use estas mascarillas faciales, en áreas con altas tasas de transmisión comunitaria.

También protege de la entrada de partículas virales en el área de la nariz y la boca.

 Datos recientes de Boston demuestran que las infecciones por SARS-CoV-2 disminuyeron entre los trabajadores de la salud después de que se implementó el uso universal de las mascarillas en hospitales municipales a fines de marzo.

Aquellos países que han adaptado el uso de las mascarillas, les ha ido mejor en términos de tasas de enfermedades graves relacionadas con Covid-19 y muerte.

La forma más obvia de evitar que la sociedad sufra los efectos devastadores del Covid-19 es promover medidas para reducir tanto la transmisión como la gravedad de la enfermedad.

 

También el uso de las mascarillas parece incluso reducir la tasa de nuevas infecciones.

Caso de estudio sobre la viruela 

La variolación era un proceso mediante el cual las personas susceptibles a la viruela eran inoculadas con material extraído de una vesícula de una persona con viruela, con la intención de provocar una infección leve y la consiguiente inmunidad.

Esto se practicó solo hasta la introducción de la vacuna que finalmente erradicó la viruela. A pesar de las preocupaciones con respecto a la seguridad, la distribución mundial y la eventual aceptación, el mundo tiene grandes esperanzas de una vacuna contra el SARS-CoV-2 altamente eficaz.

En las últimas semanas han surgido datos prometedores que sugieren que una fuerte inmunidad mediada por células resulta de una infección leve o asintomática por SARS-CoV-2 y con esto cualquier estrategia que pueda reducir la gravedad de la enfermedad también debería aumentar la inmunidad de toda la población.

En última instancia, combatir la pandemia implicará reducir tanto las tasas de transmisión como la gravedad de la enfermedad.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones