Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Intolerancia a la lactosa: ¿Cómo saber si eres intolerante?

El intestino de una persona que es intolerante a la lactosa no tiene la capacidad de producir una cantidad suficiente de la enzima lactasa.

Mundo Sano

Las personas intolerantes a la lactosa suelen presentar algunos síntomas después de consumir leche y otros productos lácteos.(Unsplash)

Las personas intolerantes a la lactosa suelen presentar algunos síntomas después de consumir leche y otros productos lácteos. | Unsplash

La intolerancia a la lactosa se debe a una deficiencia en la producción de una enzima llamada lactasa, la cual se encarga de fragmentar la lactosa, azúcar presente en la leche y los productos lácteos. 

Cuando una persona tiene esta afección, también llamada absorción insuficiente de la lactosa, es porque su intestino delgado no es capaz de producir una cantidad suficiente de la enzima lactasa, lo que provoca que la lactosa no se fragmente y pasa directo al intestino grueso donde las bacterias la fermentan y la transforman en gases y ácidos, explica Clínica Mayo

Las personas que son intolerancias a la lactosa pueden comenzar a sentir algunos síntomas específicos entre los 30 minutos y las dos horas después del consumo de productos lácteos. Foto: Unsplash

TIPOS DE INTOLERANCIA A LA LACTOSA

  • Primaria 

Es la más común y quienes la desarrollan inician la vida produciendo suficiente lactosa. A medida que los niños comienzan a reemplazar la leche por otros alimentos, su producción de lactasa se reduce, pero suele ser suficiente para digerir la cantidad de productos lácteos que están presentes en una dieta típica de adultos. 

  • Secundaria

Este tipo de intolerancia a la lactosa es producido cuando el intestino delgado reduce la producción de lactasa luego de una enfermedad, lesión o cirugía que afecte a dicho órgano. 

  • Congénita o del desarrollo

Este trastorno es menos frecuente pero se transmite de una generación a otra, en un patrón de herencia llamado 'autosómico recesivo'. Esto significa que tanto la madre como el padre transmite la misma variante genética para que el menor padezca la afección. 

Con poca frecuencia, este trastorno se transmite de una generación a otra, en un patrón de herencia llamado “autosómico recesivo”, lo que significa que tanto la madre como el padre deben transmitir la misma variante genética para que un niño padezca esta afección.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la intolerancia a la lactosa suelen comenzar entre 30 minutos y 2 horas después de consumir alimentos o bebidas que la contienen. Entre ellos se destacan:

  • Diarrea
  • Náuseas
  • Vómito (en ocasiones)
  • Cólicos e hinchazón estomacales
  • Gases

Cabe mencionar que en ocasiones estos síntomas suelen confundirse con otros problemas digetivos, por lo que se recomienda consultar a un especialista para que él determine si se trata de intolerancia a la lactosa. 

PREVENIR O EVITAR 

La Academia Americana de Médicos de Familia comparten las siguientes medidas para disminuir el malestar que ocasiona la intolerancia a la lactosa. 

  • Reduce la cantidad de lácteos que consumes
  • Elige alimentos cons menos lactosa
  • Sustituye la soya o productos no lácteos
  • Utiliza crema para café no láctea
  • Toma suplementos que te ayuden a digerir la lactosa
  • Busca alimentos sin lactosa
  • Toma yogurt para disminuir el malestar estomacal
En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones