Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

Matrimonio gay adopta a dos hermanas que serían separadas, esta es su historia

Aníbal Bagnato y Gabriel Ayala llevan 24 años juntos y luego de aprobarse la Ley de Matrimonio Igualitario en Argentina, se casaron. 

Por Vanesa Rojas.

Este matrimonio gay logró cumplir el sueño de tener una familia completa.(Capture.)

Este matrimonio gay logró cumplir el sueño de tener una familia completa. | Capture.

Luego de un tiempo, les comenzó a rondar por la cabeza la idea de tener hijos siendo ya un matrimonio. Aunque mencionan que por ser una pareja gay el formar una familia no es imposible pero no es algo tan fácil. 

En entrevista a Clarín Aníbal mencionó que el camino para ellos era la adopción y que era la mejor manera para cambiar sus vidas. Se acercaron a un juzgado y comezaron con los trámites.

La jueza les pidió que tomaran con calma todo porque no sería fácil. "Pasaron dos años y cuando pregunté si había novedades me dijeron que iba a demorar, por la edad que habíamos pedido”.

Ya estaban a punto de perder las esperanzas cuando recibieron una cituación de juzgado. Al parecer, les había llegado su turno, pero no se trataba de una niña, sino de dos. La mayor de ellas ya estaba a punto de ser trasladada y separada de su hermana.

En ese momento Agustina la menor tenía 7 años y Camila 11. Estuvieron en el hogar temporal para adopción por tres años. 

Este matrimonio gay tardó dos años para que se materializara la adopción. Pixabay. 

¿Cómo fue el encuentro del matrimonio gay con las niñas?

Comenzaron a entablar un nexo con las niñas al compartir en casa, conociéndose cada viernes. Luego de eso pidieron autorizacion para llevarlas un domingo a casa. 

Traían su bolso y ropa. Sin embargo cuando las niñas volvían al hogar, ellos cuentan que se quedaban con miedo al abandono, "dudando si las íbamos a volver a buscar”. Entonces poco a poco las niñas ya iban dejando algunas pertenencias como apropíandose del lugar. 

Los permisos se extendían y ya ellas podían pasar el fin de semana con ellos.  Y cuatro meses después, el tan ansiado llamado: la audiencia definitiva. Las niñas se reunieron con la  magistrada.

Más tarde ingresaron ellos: “La jueza nos contó que las chicas dijeron que se sentían muy bien con nosotros y que se querían ir a vivir con nosotros. Yo no podía parar de llorar”.

Los flamantes papás dejaron pasar unos días y llevaron ahora a sus hijas a despedirse del hogar.  “Subieron al auto y empezó otra etapa”, aseguró. Si bien reconoció que “la relación se afianzó con el tiempo, después de toda la primera fase, que no es fácil, viene la mejor parte”.

Cuentan que Agustina en el hogar dibujó a la familia. Lo hizo a Gabriel, en el medio a ellas dos y en el otro lateral a Aníbal. Decidieron llamar a Gabriel 'papi' y a Anibal 'papá'.

Actualmente Agustina tiene 14 y Camila 17. “Uno mira para atrás, las mira ahora y se da cuenta del camino recorrido y de que lo estamos haciendo bien. Hoy yo veo que ellas pueden salir a la vida. Nosotros estamos felices, realizados como padres. Y ellas, simplemente, son un ejemplo”, Aseguró Aníbal. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones