Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Estrés y ansiedad, ¿cuál es la diferencia?

Tanto el estrés como la ansiedad son respuestas emocionales, sin embargo no son iguales. 

Por M. Alejandra González

El estrés y la ansiedad pueden manifestar síntomas similares pero no son iguales.(Unsplash)

El estrés y la ansiedad pueden manifestar síntomas similares pero no son iguales. | Unsplash

El estrés y la ansiedad pueden separarse por una delgada línea. La American Psychological Association (APA) explica que ambas son respuestas, sin embargo, no son iguales y sí tienen diferencias

Por un lado, este organismo señala que el estrés suele ser ocasionado por un desencadenante externo que puede ser a corto plazo, como la entrega de un trabajo, o a largo plazo, como una enfermedad crónica. 

En cambio, la APA define la ansiedad por las preocupaciones en exceso y persistentes que pueden presentarse y que no desaparecen incluso cuando el factor estresante ya no está. 

Por su parte, la Clínica de la Ansiedad apunta que el estrés se trata de un proceso más amplio de adaptación al medio, mientras que la ansiedad es una reacción emocional de alerta ante una amenaza.

A pesar de que suelen utilizarse como sinónimos, el estrés y la ansiedad sí tienen diferencias. Foto: Unsplash

SÍNTOMAS 

Las personas con altos niveles de estrés pueden llegar a experimentar síntomas mentales y físicos, como:

  • Irritabilidad
  • Ira 
  • Fatiga
  • Dolor muscular
  • Problemas digestivos
  • Dificultad para dormir

Quienes sufren ansiedad pueden manifestar síntomas como:

  • Insomnio
  • Fatiga
  • Dificultad para concentrarse
  • Tensión muscular
  • Irritabilidad

BUSCAR AYUDA

En caso de sentir que no puedes controlar el estrés o la ansiedad, o deseas aprender a diferenciar cuál de las dos respuestas tienes y quieres saber cómo manejarlas, un psicólogo es la personaq ue puede ayudarte a determinar qué pasa. 

La APA recomienda hablar con un profesional de la salud mantal si sientes que el estrés o la ansiedad no responden a las técnicas de manejo o si sientes que están afectando tu funcionamiento diario o estado de ánimo. 

Asimismo, menciona que el estrés y la ansiedad en casos leves suelen responder bien a mecanismos de afrontamiento similares. Además, una dieta equilibrada, el ejercicio y dormir bien son un buen punto de partida para mejorar. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones