Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Enfado o enojo en niños: Consejos para ayudarlos a manejar esta emoción

Enseñar a los pequeños a manejar la ira les ayudará a fortalecer su autocontrol y confianza en ellos mismos. 

Por M. Alejandra González

Es importante que los padres enseñen a sus hijos a manejar sus emociones.(Pexels)

Es importante que los padres enseñen a sus hijos a manejar sus emociones. | Pexels

El enfado es una emoción que todos hemos sentido a lo largo de nuestras vidas, sin embargo, expertos del NYU Child Study Center apuntan que cuando se pierde el control, el enojo puede volverse destructivo. 

Cabe mencionar que si en los adultos puede resultar difícil de manejar, en los niños, que apenas comienzan a descubrir sus emociones, puede resultar todo un reto. Por ello, especialistas de esta institución comparten los siguientes consejos e información sobre el enfado. 

Principalmente el NYU Child Study Center indica el enfado en los pequeños, al igual que en los adultos, va acompañado de cambios fisiológicos como el aumento de la frecuencia cardiaca y la presión arterial. 

Asimismo, esta emoción puede ser generada por factores internos y externos. Un ejemplo de los primeros es si un menor obtiene malas calificaciones en la escuela, mientras que un ejemplo de los segundos sería si un hermano o amigo le dio un empujón. 

Enseñar a los niños a manejar el enojo puede ayudarles a sentirse más seguros con ellos mismos. Foto: Pixabay

Naturalmente, una manera de expresar enojo podría ser respondiendo de forma agresiva. Expertos señalan que es la respuesta intuitiva ante la percepción de amenazas tanto físicas como verbales, sin embargo, no es sano ni seguro responder agresivamente. 

Reaccionar de manera violenta, a cualquier edad, puede generar problemas sociales, con la familia, incluso con la justicia (según la edad), además del daño físico y emocional. Por ello, para tratar de prevenir esto, es importante enseñar a los niños desde que son pequeños a que encuentren formas saludables de manejar y controlar su ira. 

¿Cómo manifiestan el enojo los niños?

Principalmente es esencial reconocer cómo pueden manifestar el enfado los pequeños.

  • Primera infancia: Adquieren la capacidad de reprimir impulsos de agresión física (empujar, golpear, pellizcar, morder, gritar)
  • Edad preescolar: Identifican las emociones básicas en ellos mismos y en los demás. Pueden expresarlas por medio de palabras, sin embargo, algunos recurren a conductas de violencia física como arrojar juguetes, empujar o golpear a padres o compañeros.

A medida que crecen los menores adquieren habilidades lingüísticas más complejas y comienzan a desarrollar la capacidad de ponerse en el lugar del otro.

El NYU Child Study Center indica que adquieren empatía y llegan a comprender mejor el efecto de sus actos y palabras en los demás .

Pese a que con el paso de los años, ya deberían saber expresar su enojo con palabras y no físicamente, hay niños con dificultades para hablar o para dominar sus impulsos que suelen luchar para controlar sus sentimientos de enojo y pueden responder usando la fuerza física, los gritos o negándose a obedecer las normas escolares o familiares.

Consejos

Especialistas del centro explican que los niños, desde que son pequeños, necesitan una guía que les enseñe cómo expresar y canalizar mejor las emociones como el enojo, estrés, tristeza.

De esta manera, podrán tener una mejor salud física y emocional desde la infancia y hasta la adultez que se verá reflejada en su rendimiento escolar y laboral y fortalecerá el autocontrol y confianza en uno mismo. 

Para ayudar a los pequeños a manejar el enfado o enojo se pueden poner en práctica los siguientes consejos:

  • Ayúdalos a generar empatía: Pregunta a tu hijo “¿Cómo piensas que se siente tu hermano o tu amigo cuando le gritas y le quitas su juguete?” 
  • Enseña que se puede admitir cualquier emoción pero no cualquier comportamiento: Explica a los niños que está bien sentirse frustrado o enojado, pero o por ello se puede golpear o patear algo o a alguien para expresar los sentimientos. 
  • Cada vez que veas que tu hijo afronta su enfado o enojo y mantiene la calma, felicítalo. En cambio, si te das cuenta que no puede controlarlo, acércate a ayudarlo y que encuentre opciones para canalizar su emoción. 
  • Hazle saber que puede cometer errores y que próxima vez tendrá la oportunidad de elegir una mejor opción. 
  • Ayúdalos a que participen en actividades que les permitan liberarse del estrés como hacer ejercicio, leer, escuchar música. 
  • Práctica métodos de relajación con ellos. Enseña a tus hijos que pueden hacer inspiraciones profundas antes de reaccionar de forma agresiva cuando están enojados. 

RECUERDA: Es importante saber que la manera en la que los padres responde a las situaciones de enojo de los hijos influye en el aprendizaje del menor para manejar sus emociones. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones