Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

12 minutos de ejercicio intenso bastarían para mantenerte sano, según estudio

Una investigación reciente encontró que las "ráfagas" de ejercicio intenso pueden ofrecer grandes beneficios a largo plazo. 

Por Mundo Sano

Según estudio, 12 minutos de ejercicio vigoroso podrían darte beneficios a largo plazo.(Pexels)

Según estudio, 12 minutos de ejercicio vigoroso podrían darte beneficios a largo plazo. | Pexels

Un motivo por el que solemos no apegarnos a una rutina de ejercicios suele ser la falta de tiempo, pues entre tantas actividades y resposabilidades diarias, a veces no encontramos la manera de organizarnos y brindar un espacio a la actividad física

Sin embargo, ¿creerías posible obtener los beneficios para tu salud con solo 12 minutos de ejercicio intenso? Debes saber que al parecer un estudio ha demostrado esto. 

De acuerdo con una investigación realizada por el Massachusetts General Hospital (MGH), se encontró que "estallidos" cortos de actividad física podrían inducir cambios en los niveles de los metabolitos, lo que ayudaría a mejorar la salud cardiometabólica, cardiovascular y la salud en general a largo plazo. 

El artículo, publicado en Circulation, describe cómo aproximadamente 12 minutos de ejercicio cardiopulmonar agudo afectaron a más del 80 por ciento de los metabolitos circulantes, incluidas las vías vinculadas a una amplia gama de resultados de salud favorables, identificando así posibles mecanismos que podrían contribuir a una mejor comprensión de los beneficios cardiometabólicos del ejercicio.

El investigador Gregory Lewis, sección jefe de insuficiencia cardíaca en MGH y autor principal del estudio, dijo: 

Lo que nos llamó la atención fueron los efectos que una breve sesión de ejercicio puede tener en los niveles circulantes de metabolitos que gobiernan funciones corporales clave como la resistencia a la insulina, el estrés oxidativo, la reactividad vascular, la inflamación y la longevidad".

El estudio se basó en datos del Framingham Heart Study para medir los niveles de 588 metabolitos circulantes antes e inmediatamente después de 12 minutos de ejercicio vigoroso en 411 hombres y mujeres de mediana edad.

Los especialistas detectaron cambios favorables en una serie de metabolitos para los que se había demostrado previamente que los niveles de reposo estaban asociados con la enfermedad cardiometabólica.

Este trabajo descubrió además que las respuestas metabólicas pueden estar moduladas por factores distintos al ejercicio, incluido el sexo de una persona y el índice de masa corporal, y la obesidad posiblemente confiera una resistencia parcial a los beneficios del ejercicio.

Matthew Nayor, de la Sección de Insuficiencia Cardiaca y Trasplantes de la División de Cardiología del MGH, señaló que su estudio encontró que los diferentes metabolitos seguían distintas respuestas fisiológicas al ejercicio y por tanto, podrían promocionar firmas únicas en el torrente sanguíneo que relevan si una persona se encuentra en buena forma física, de una forma muy similar a como determinan los análisis de sangre qué tan bien están funcionando el riñón y el hígado. 

"Los niveles más bajos de DMGV, por ejemplo, podrían significar niveles más altos de aptitud".

El Framingham Heart Study, que comenzó en 1948 y ahora abarca a tres generaciones de participantes, permitió a los investigadores del MGH aplicar las mismas firmas utilizadas en la población del estudio actual a la sangre almacenada de generaciones anteriores de participantes. Al estudiar los efectos a largo plazo de las firmas metabólicas de las respuestas al ejercicio, los investigadores pudieron predecir el estado futuro de la salud de un individuo y cuánto tiempo es probable que viva.

¿Cuáles fueron los ejercicios?

El estudio destaca que la rutina comenzó con los ejercicios siguientes:

3 minutos de ejercicio sin carga.
Un protocolo RAMP en incremento.
3 minutos de ciclismo.
1 minuto de descanso para las mediciones de recuperación.

Es importante mencionar que el protocolo RAMP, cuyo nombre se debe a sus iniciales que se traducen a Levantar , Activar, Movilizar y Potenciar, es un tipo de calentamiento cuyo nivel va subiendo y se enfoca específicamente en la temperatura del cuerpo, el ritmo cardiaco, la taza de respiración, el flujo de sangre y la viscosidad de las extremidad. 

Recuerda que antes de iniciar con una rutina de ejercicios es recomendable consultar a un especialista, sobre todo si has pasado por un periodo largo de inactividad o no estás acostumbrado al ejercicio físico. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones