Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Toxina mutante de alacrán ayudaría a inhibir metástasis de 3 tipos de cáncer: UNAM

Expertos de la UNAM desarrollan toxina capaz de inhibir la metástasis de cáncer de mama, piel y próstata. Dicha mutante se encuentra en proceso de patente. 

Por Mundo Sano

El desarrollo con veneno de alacrán ayudaría a frenar la propagación del cáncer de mama, piel y próstata.(UNAM)

El desarrollo con veneno de alacrán ayudaría a frenar la propagación del cáncer de mama, piel y próstata. | UNAM

La doble mutante de una potente toxina del alacrán rojo de la India, llamada tamapina y que contiene su veneno, podría ser capaz de inhibir la metástasis (la migración de algunos tipos de células cancerígenas) de tres tipos de cáncer que son el de mama, piel y próstata, informó la Universidad Nacional Autónoma de México. 

La institución informó a través de un comunicado que por su relevancia, dicha mutante se encuentra en proceso de patente. 

Federico del Río Portilla, investigador del IQ, y su estudiante de doctorado, Marlen Mayorga Flores, señalaron que al modificar a la tamapina se produce el “bloqueo” del movimiento de las células malignas de 60 a 70% utilizando una concentración pequeña de la toxina del Mesobuthus tamulus.

El investigador explicó que las células malignas se desarrollan inicialmente en un órgano o tumor que luego crece y conforme pasa el tiempo pueden moverse a otros sitios del cuerpo y las células malignas se vuelven metastásicas, fase responsable de la muerte de pacientes con cáncer. 

Del Río Portilla describió que las células tienen "poros" llamados canales iónicos, por donde se "alimentan", pues de esa manera entran sales como iones de sodio, potasio, calcio, azúcar y otros nutrientes. 

Además relató que en la Universidad de Tours, Francia, colaboradores de los universitarios encontraron que algunos de esos poros, denominados canales SK, son importantes porque si se inhiben se evita que se produzca la migración de las células cancerígenas y en el caso de la mutante de la tamapina, además de ser potente, cumple con esa función específica. 

Los investigadores del Instituto de Química de la UNAM también encontraron un par más de estas mutantes con el mismo efecto, sin embargo, no era tan efectivo como la doble mutante. 

Del Río señaló que los canales iónicos SK3 están asociados a ciertos tipos de cáncer:

Sabemos que se generan en cáncer de mama, piel y próstata. Es decir, que esta toxina sería útil cuando las células cancerígenas tengan esos canales, que son el blanco de la mutante de tamapina".

Por su parte,  Mayorga hizo experimentos para determinar si las toxinas, además de bloquear esos canales eran capaces de atacar a las células malignas pero refirió que no vieron un efecto citotóxico, sin embargo, sí una clara inhibición de la migración de líneas célulares que son altamente metastásicas. 

Ambos investigadores indicaron que la siguiente fase de la investigación es, como en cualquier otro fármaco, llevar a cabo las etapas preclínicas y clínicas para comprobar su correcto funcionamiento.

"Estamos en el punto de mejorarla y de comenzar pruebas en modelos animales en colaboración con investigadores mexicanos", comentaron.

Los alentadores resultados de esta investigación fueron publicados en una revista de la American Chemical Society, la Medicinal Chemistry Letters, en julio pasado. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones