Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

Equilibrio: ¿Por qué es importante y qué ejercicios ayudan a mejorarlo?

Los movimientos para mejorar el equilibrio forman parte de los 4 tipos de ejercicios que todos deberíamos hacer. 

Por M. Alejandra González

Tener un buen equilibrio es más importante de lo que pensamos.(Pexels)

Tener un buen equilibrio es más importante de lo que pensamos. | Pexels

Los ejercicios de equilibrio forman parte de los 4 tipos de ejercicios que todos deberíamos hacer, junto con los ejercicios de fuerza, resistencia y flexibilidad. 

La American Heart Association detalla que no se trata de hacer movimientos específicos para el equilibrio, sino que existen disciplinas, como el yoga o Taichí, que pueden ayudar a mejorarlo, al mismo tiempo que contribuyen a la fuerza y la plexibilidad.

De la misma manera, muchos ejercicios de entrenamiento de fuerza de la parte inferior del cuerpo también mejoran el equilibrio.

El equilibrio se puede trabajar al mismo tiempo que se realizan otro tipo de ejercicios. Foto: Pexels

Pero, ¿por qué es importante el equilibrio? La AHA señala es importante para muchas actividades cotidianas, como caminar o subir y bajar escaleras. También contribuye a prevenir caídas, un problema que suele ser común en adultos mayores y pacientes con derrames cerebrales. 

Asimismo, las personas con obesidad se pueden ver beneficiados si mejoran su equilibrio, pues el peso no siempre se transporta ni se distribuye de forma uniforme por todo el cuerpo. Se puede producir una pérdida de equilibrio al ponerse de pie o moverse de repente. 

La AHA recomienda que los adultos mayores con riesgo de caídas realicen un entrenamiento de equilibrio 3 o más días a la semana. Además, practicar taichí también podría ayudar a prevenir caídas.

Ejercicios de equilibrio:

Los siguientes movimientos pueden ayudar a comprobar o medir el equilibrio. Se puede comenzar manteniendo la posición durante 10 segundos en cada pie. 

  • Camina 20 pasos poniendo un pie delante del otro.
  • Camina con normalidad en una línea lo más recta posible.
  • Paráte sobre un solo pie durante 10 segundos (o si puedes más) y luego cambia de pie.
  • Prueba cocinar, esperar en una cola o cepillarse los dientes sobre un pie.
  • Camina poniendo un pie delante del otro por la casa o la oficina.

En caso de que parezca complicado mantener el equilibrio en un solo pie, puedes sujetarte de una pared o una silla para apoyarte. Cuando te sientas más estable, intenta mantener el equilibrio sin ningún tipo de apoyo.

Ejemplos de ejercicios de equilibrio:

  • Yoga
  • Taichí

Para estas dos disciplinas puedes acudir a clases particulares, clases en línea o buscar videos con instrucciones certificados para hacer ejercicios desde casa. 

Lo ideal sería buscar a un experto para seguir una rutina que combine ejercicios de equilibrio, fuerza y flexibilidad, según las condiciones de cada persona. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones