Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Sopa de zanahoria y jengibre, saludable e ideal para fortalecer el sistema inmune

Esta sopa es una buena alternativa para disminuir el consumo de productos de origen animal. 

Por Mundo Sano

Las sopas o cremas son una manera ideal de consumir verduras.(Compassionate Cooks, LLC)

Las sopas o cremas son una manera ideal de consumir verduras. | Compassionate Cooks, LLC

Disminuir el consumo de productos de origen animal puede ayudar a reducir el riesgo de desarollar enfermedades crónico-degenerativas como obesidad, diabetes, hipertensión y algunos tipos de cáncer. 

Por ello, Human Society International Mexico, una importante organización de protección animal a nivel mundial, comparte esta receta para preparar una sopa de zanahoria y jengibre y así comenzar una alimentación más saludable a base de vegetales y llena de sabor.

Receta para 4 porciones

Ingredientes

  • 6-7 zanahorias peladas y picadas
  • 2 papas amarillas medianas, peladas y picadas 
  • 1 cebolla grande o 2 cebollas medianas, picadas
  • 2 cucharaditas de ajo finamente picado
  • 2 1/2 cucharaditas de jengibre fresco, finamente picado
  • 4 tazas (1 litro) de caldo de verduras o agua (o 2 tazas (500 ml) de caldo y 2 tazas (500 ml) de agua)

  •  1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de pimienta blanca
  • Agua para saltear las cebollas y el ajo (para cocinar sin grasa)

Preparación

Calienta un par de cucharadas de agua en una cacerola grande a fuego medio-alto. (Puedes utilizar una cucharada de aceite en su lugar, pero saltear las verduras en agua la volverá una sopa sin grasa.)

Agrega las cebollas y el ajo y saltea hasta que las cebollas queden translúcidas por unos 5-7 minutos. Añade pequeñas cantidades de caldo o agua si la sartén se seca demasiado.

Añade las zanahorias, las papas, el jengibre, la pimienta, la sal y suficiente caldo y/o el agua para cubrir las verduras.

Reduce a fuego medio y hierve hasta que las zanahorias y las papas estén suaves y fácilmente trituradas con un tenedor.

Transfiere a un procesador de alimentos, y haz puré la sopa hasta que quede cremosa. Regresa la sopa hecha puré a una olla para calentar. Agrega sal según sea necesario.

Sugerencias

Una recomendación es que hagas una conversión si vas a sustituir las hierbas frescas por secas. Para ello solo necesitas reducir las cucharadas a cucharaditas. Por ejemplo, dos cucharadas de orégano fresco es igual a dos cucharaditas secas.

El jengibre es una excepción a esta regla. Si la receta pide que sea fresco, no se puede sustituir por molido.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones