Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

¿Por qué no se recomienda tomar refresco de cola para aliviar un susto?

Puede ser contraproducente tomar este tipo de bebidas, explican expertas. 

Mundo Sano

El refresco de cola tiene demasiada azúcar y puede afectar al organismo.(Freepik)

El refresco de cola tiene demasiada azúcar y puede afectar al organismo. | Freepik

Cuando se trata de un susto y el sentimiento de aprehensión que se presenta, es común escuchar que tomar un refresco de cola es una buena solución, sin embargo, no la verdad es que no resuelve el problema y puede dejar secuelas a corto y largo plazo. 

En una entrevista para Gaceta UNAM, Mariana Valdés, jefa de la carrera de Nutriología en la Facultad de Estudios Superiores (FES) Zaragoza, explicó que puede ser contraproducente tomar ese tipo de bebidas, normalmente cargadas con cafeína y azúcares, dado que al estar en un estado de estrés, de alerta o de ansiedad, aquella sustancia –también presente en el café– provoca que no se regrese pronto al estado basal, sino que se siga con el estrés.

Tomar un refresco de cola para el susto no es una buena solución. Foto: Freepik

DAÑOS A CORTO Y LARGO PLAZO

La experta en Nutrición mencionó que muchos de los alimentos procesados y los refrescos generan neurotransmisores como la serotonina o la dopamina, que hacen sentir bien, pero no es la única manera de obtenerlos. 

Tenemos otras opciones que, además no tienen calorías, como hacer ejercicios de respiración, mantener una respiración constante y que se esté consciente del momento, el llamado mindfulness". 

Judith Salvador Cruz, profesora y experta en Neuropsicología de la FES Zaragoza, compartió este argumento y además mencionó que todas las bebidas gaseosas o refrescos son dañinos, pues el azúcar afecta a nivel metabólico, como el páncreas o hígado, sino también porque toda la información que se tiene para alimentar y nutrir al cuerpo, se debe procesar a nivel sanguíneo. 

La investigadora señaló que una carga tan fuerte de azúcares que llega al cerebro puede ser contraproducente y afectar muchísimo a largo plazo. 

"No solo trae problemas de metabolismo, sino también funcionales en cualquiera de los sistemas. Tengamos una educación para la salud de no consumir tanta azúcar", indicó Salvador Cruz. 

Respecto a la cafeína señaló que también se incluye en este tipo de bebidas, pues también afecta, pero sus efectos son diferentes en cada organismo y varían dependiendo de los niveles de consumo de cada paciente. 

La experta argumentó que "todos los extremos son malos, hay que conocerse a sí mismo. Hay personas que dicen: ‘no me tomo un café o una cola por nada del mundo, porque no puedo dormir’. Dentro de los síntomas que pueden sentir algunas personas son agitación, ansiedad, taquicardia o, con los refrescos, vómito y diarrea”.

La universitaria anotó, para finalizar, que los efectos de este consumo son palpables a largo plazo y lo compara con las estalactitas, las cuales se forman gota a gota a través de los años.

La docente sugiere que antes de destapar un refresco, se aprendan las técnicas adecuadas de relajación para poder tranquilizarse. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones