Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Carne roja y procesada: una bomba de tiempo para tu corazón

Investigadores del Departamento de Salud de la Población Nuffield de la Universidad de Oxford realizaron una investigación sobre el consumo de la carne y las enfermedades cardíacas. 

Por Vanesa Rojas.

Debe bajarse el consumo de la carne roja para evitar mayores problemas de salud pública.(Pixabay.)

Debe bajarse el consumo de la carne roja para evitar mayores problemas de salud pública. | Pixabay.

Cada año al menos casi nueve millones de personas fallecen por enfermedades cardíacas coronarias a nivel mundial y algunos tipos de carne roja aumentan en definitiva su riesgo. Los participantes completaron evaluaciones dietéticas detalladas y se hizo un seguimiento  durante 30 años.

Los resultados fueron publicados en Critical reviews in Food Science and Nutrition y dejó en evidencia que cada vez que se aumenta el consumo 50 gramos al día de carne procesada, esto aumenta el riesgo de una enfermedad coronaria en un 18%. 

Si se consume 50 gramos más de ingesta de carne al día sin procesar como por ejemplo ternera, cordero y cerdo, aumenta el riesgo de enfermedad coronaria en un 9%. En el caso de aves de corral no hubo un mayor riesgo de enfermedades coronarias.

La carne procesada en exceso te puede traer problemas cardíacos y hasta cáncer. P ixabay. 

¿Qué más se sabe sobre el alto contenido de grasas y la carne? 

El Dr. Keren Papier (Departamento de Salud de la Población de Nuffield), coautor principal del estudio, dijo que la carne roja y procesada siempre se ha relacionado con el cáncer de intestino los hallazgos sugieren un papel en las enfermedades cardíacas.

Las recomendaciones actuales para limitar el consumo de carne roja y procesada también pueden ayudar con la prevención de la enfermedad coronaria. 

La Dra.Anika Knüppel, del Departamento de Salud de la Población de Nuffield y otra coautora principal del estudio, agregó que la producción de carne  es un contribuyente importante a las emisiones de gases de efecto invernadero y necesitamos reducir la producción de carne y, por lo tanto, el consumo para beneficiar el entorno. Nuestro estudio muestra que una reducción en la ingesta de carne roja y procesada también traería beneficios para la salud personal '.

Según hallazgos del estudio y la ingesta actual de carne roja y procesada en el Reino Unido, si estas 100 personas bajaran el consumo de carne roja de cuatro veces a la semana a una vez a la semana  o si dejaran de consumir carne procesada, las muertes por enfermedad coronaria disminuirían de 10 de cada 100 a 9 de cada 100.

Con información de Universidad de Oxford. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones