Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Dolor de espalda: 8 enfermedades que pueden estar detrás de este malestar

El dolor de espalda puede propagarse por la pierna o empeorar con algunos movimientos. 

Por Alejandra Gonzalez

El dolor de espalda puede presentarse por distintas razones.(Pexels)

El dolor de espalda puede presentarse por distintas razones. | Pexels

El dolor de espalda es uno de los motivos más comunes por los que alguien acude a una cita médica o faltan al trabajo, explica Clínica Mayo.

Esta entidad agrega que el dolor de espalda también es una de las principales causas de discapacidad en el mundo.

Esta dolencia puede variar desde un dolor muscular hasta una sensación de ardor o dolor muy agudo o punzante. Además, puede propagarse por la pierna o empeorar cuando la persona se inclina hacia adelante, gira, levanta un objeto, se para o camina.

El dolor de espalda puede deberse a causas más serias. Foto: Pexels

ENFERMEDADES RELACIONADAS CON EL DOLOR DE ESPALDA

Clínica Mayo detalla que algunos de los trastornos frecuentemente relacionados con el dolor de espalda incluyen los siguientes:

  • Artritis

Puede afectar la espalda lumbar. En algunos casos, la artritis de la columna vertebral puede disminuir el espacio que rodea la médula espinal, un trastorno que se denomina "estenosis espinal".

  • Osteoporosis

Las vértebras de la columna vertebral pueden estar expuestas a fracturas dolorosas si los huesos se vuelven porosos y frágiles.

Por su parte, el sitio español Medicina del Dolor señala que algunas enfermedades pueden ocasionar dolor de espalda crónico. 

  • Artrosis lumbar

Se presenta cuando el cartílago de los discos de la zona lumbar se adelgazan por el desgaste. Hay inflamación, inestabilidad, dolor irradiado hacia los glúteos y piernas y espasmos musculares.

  • Espondilolistesis

Se produce cuando se desplaza una vértebra de la parte inferior de la espalda sobre otra. Esto provoca una inestabilidad en la espalda o que se comprima una raíz nerviosa.

Algunos de los síntomas que pueden presentarse son dolor en la espalda baja, tensión muscular, dolor, entumecimiento, rigidez, sensibilidad y debilidad en las piernas.

  • Endometriosis

Se trata de un trastorno en el que el tejido que recubre el útero puede crecer fuera de él y crecer en estructuras cercanas, como la pelvis.

El síntoma principal de la endometriosis es el dolor pélvico que también puede ocasionar dolor lumbar. 

  • Escoliosis

Se trata de una curvatura lateral de la columna vertebral que sucede con mayor frecuencia durante el período de crecimiento antes de la pubertad. En estos casos se observan hombros desparejos, un omóplato más prominente que otro y cintura despareja.

La escoliosis grave puede ser muy incapacitante.

Cabe mencionar que los adultos que durante la infancia presentaron escoliosis tienen mayor probabilidad de padecer dolor de espalda crónico.

  • Mieloma múltiple

La American Cancer Society explica que este un un tipo de cáncer de la sangre que afecta el sistema hematológico y que produce complicaciones en los riñones y los huesos. 

Si esta enfermedad debilita los huesos de la columna vertebral puede presentarse una compresión de la médula espinal, lo que ocasiona un dolor de espalda repentino e intenso, asì como el entumecimiento, con mayor frecuencia en las piernas. 

  • Cáncer de pulmón

Este tipo de cáncer comienza en los pulmones y puede diseminarse a los ganglios linfáticos o a otros órganos del cuerpo, como es el cerebro, explican los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés). 

El sitio español 'Contra el cáncer' señala que el dolor de espalda es uno de los síntomas que se presenta en algunos casos de cáncer de pulmón.

Este signo puede ser aislado, sin embargo, si va acompañado de otros síntomas como tos persistente, cambios en la voz (disfonia) y la sensación de que la comida se queda detenida en la mitad el tórax (disfagia), la recomendación es acudir a una valoración médica. 

CUÁNDO IR AL DOCTOR

Clínica Mayo destaca que en la mayoría de los casos, el dolor de espalda mejora progresivamente con el tratamiento en el hogar y el cuidado personal, generalmente en unas pocas semanas. 

Sin embargo, recomienda acudir con un médico en los siguientes casos:

  • El dolor persiste después de un par de semanas
  • Es intenso y no mejora con el descanso
  • Se extiende a una o ambas piernas, especialmente si se prolonga por debajo de la rodilla
  • Provoca debilidad, entumecimiento u hormigueo en una o ambas piernas
  • Está acompañado de pérdida de peso sin causa aparente
  • En casos poco frecuentes, el dolor de espalda puede indicar un problema médico grave. Busca atención médica de inmediato si tu dolor de espalda:
  • Ocasiona problemas de vejiga o intestino nuevos
  • Está acompañado por fiebre
  • Aparece después de una caída, un golpe en la espalda u otra lesión.
En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones