Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Sexualidad

Signos y señales de alerta para detectar un abuso sexual infantil

Para los niños puede ser muy difícil hablar de una situación de abuso, por lo que es importante generar un ambiente de confianza. 

Por Mundo Sano

Los niños pueden presentar ciertos signos cuando son víctimas de abuso sexual.(Pixabay)

Los niños pueden presentar ciertos signos cuando son víctimas de abuso sexual. | Pixabay

El abuso sexual infantil es el maltro hacia un niño que puede ocurrir por parte de un adulto u otro menor, que causa dolor físico y emocional y tiene efectos a largo plazo. 

De acuerdo con la Academia Americana de Médicos de Familia, reconocer un abuso sexual infantil puede ser difícil, pues suele pasar que los niños sienten miedo y pena de hablar con alguien sobre la situación, especialmente si se trata de casos en los que el abusador es alguien que el menor conoce y en quien confía. 

SIGNOS DE ADVERTENCIA EN NIÑOS

Según información del Departamento de Justicia de Estados Unidos, las señales de advertencia a menudo se ven en comportamientos preocupantes de niños, por lo que es importante conocer estos signos para responder de la manera más adecuada. 

En caso de que exista la sospecha de un abuso sexual, lo mejor es hablar a servicios de protección infantil o a la policía para que un profesional puede examinar de inmediato al menor. 

Te compartimos algunas señales de alerta, según autoridades:

  • Problemas para dormir o pesadillas sin razón aparente
  • Parece estar distraído o distanto en ciertos momentos
  • Cambios en su apetito (aumento o disminución)


     
  • Cambios de humor repentinos: Ira, miedo, inseguridad
  • Miedo inusual a personas o lugares
  • No querer hablar sobre un secreto que comparte con un adulto u otro niño
  • Escribe, dibuja, juega o sueña con imágenes sexuales o aterradoras
  • Habla sobre un nuevo amigo mayor
  • Piensa en sí mismo/a o en su cuerpo como repulsivo, sucio o malo
  • Podría presentar signos físicos de abuso sexual como dolor, sangrado, secreción, trauma físico en genitales, el ano o en la boca, enfermedades de transmisión sexual. En el caso de las niñas puede haber infecciones vaginales 
  • Dolor persistente o recurrente al orinar o defecar
     

Es importante que los padres siempre vigilen cualquier forma de abuso infantil y procuren tener una buena comunicación con sus hijos. Es esencial hacerles sentir confianza para que puedan hablar sobre cualquier situación que les suceda, especialmente si se trata de un abuso. 

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones