Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Sexualidad

¿Es normal tener flujo vaginal todos los días?

El flujo vaginal puede ser normal o problemático. 

Por Vanesa Rojas

Si es excesivo podría tratarse de otro problema.(Pixabay.)

Si es excesivo podría tratarse de otro problema. | Pixabay.

El obstetra/ginecólogo Oluwatosin Goje, MD explica que el flujo vaginal es una parte normal de muchos procesos y producciones del cuerpo. 

“Para algunas personas, es normal tener un poco de flujo todos los días, mientras que otras personas no tienen mucho".

La vagina tiene bacterias buenas y malas, literalmente miles y miles de bacterias saludables y no saludables”, explica el Dr. Goje. “A veces, la composición de la flora natural de tu vagina cambia, y eso es suficiente para cambiar también la consistencia de tu flujo vaginal”.

El flujo vaginal también puede estar relacionado con la ovulación , que es una parte normal de su ciclo menstrual . 

El flujo vaginal es normal, solo estar atento si cambia la coloración. 

ATENCIÓN SI HAY CAMBIOS EN EL FLUJO VAGINAL 

El flujo vaginal viene en una variedad de colores. Cuando está saludable suele ser entre claro y blanco lechoso. Puede variar en textura, desde delgado y acuoso hasta espeso o gomoso.

Colores como el amarillo, verde,  gris o marrón, pueden ser un signo de problemas de salud, al igual que algunas texturas, como cuando tienes flujo espeso y grueso.

Hay que prestar atención a las infecciones de transmisión sexual, o ITS. No siempre causan síntomas, pero las que comúnmente causan cambios en el flujo vaginal son:

Clamidia : Secreción blanca, amarilla o gris que es particularmente maloliente.
Gonorrea : Secreción turbia de color blanco o amarillo.
Tricomoniasis : Secreción verde, amarilla o gris que es muy fina o un poco espumosa.

¿LEUCORREA: QUÉ ES?

La leucorrea es el exceso de secreción vaginal. Es uno de los problemas más frecuentes entre las mujeres.

Hay una llamada fisiológica y aunque se puede acompañar de color transparente o blanquecino, sin acompañarse de mal olor. Suele ser más en las fases previas a la menstruación por influencia hormonal.

Está la leucorrea  infecciosas que pueden producirse por hongos (cándidas), que viven de forma saprofita con nosotros, pero si hay alguna circunstancia que favorece su crecimiento excesivo (toma de antibióticos por ej.), producen aumento del flujo.

También el exceso de higiene en esa zona, desequilibra la flora vaginal normal y favorece el crecimiento de las cándidas.

Con información de Cleveland Clinic y Tuotromedico.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones