Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Sexualidad

Conoce el beso de Singapur y cómo puede darte más placer

La forma en cómo nació el beso de Singapur tiene su historia. 

Por Vanesa Rojas.

El beso de Singapur tiene historia.(Pixabay.)

El beso de Singapur tiene historia. | Pixabay.

La revista Men's Health compartió una publicación relacionada al beso de Singapur y se refiere a que esto data de hace más de 3 mil años cuando una mujer que vivió allá tenía una habilidad.

Se decía que era solo daba placer a los hombres a través de las contracciones de su vagina, así como lo leiste, y es que de esta manera se puede producir una especie de masaje y sensación de succión.

Esta ténica puede dar mucho placer tanto a hombres como a mujeres. Por supuesto la protagonista de todo son las féminas. Permite que los músculos pubocoxígeos se puedan seguir tonificando.

Probablemente has escuchado hablar de los ejercicios Kegel. Puede ayudar a fortalecer los músculos que están debajo del útero, vejiga y el intestino. Para hacerlo hay que contraer los músculos que controlan el flujo de orina.

Hay diferentes técnicas de besos. Pixabay. 

Cómo ejercitar los músculos del suelo pélvico para este beso

Para empezar:

  • Identifica los músculos del suelo pélvico. Detén la micción a mitad de camino y cuando sepas cuáles son puedes hacer los ejercicios en cualquier posición.
  • Concéntrate en tensar solo los músculos del suelo pélvico. No presiones los músculos del abdomen,  muslos o glúteos. Evita contener la respiración. Respira de manera normal durante los ejercicios.
  • Repítelo 3 veces al día. Trata de hacer por lo menos 3 series de 10 a 15 repeticiones al día. 

Una vez que los músculos del suelo pélvico de la mujer están en plena forma, el hombre debe estar quieto, tumbado boca arriba, Cuando se introduzca el miembro del hombre en ese momento la mujer debe comenzar a contraer los músculos como si estuviera haciendo sus Kegel.

Este tipo de beso más en la intimidad, puede combinarse con la contracción de los músculos abdominales, con una ligera penetración, una más profunda, con movimientos de la cadera. 

La practica ayuda no solo a la mujer sino al, hombre porque facilita los orgasmos y mejora la lubricacion porque es un tipo de excitación lenta sobre todo en aquellos caballeros que tienen disfunción eréctil y eyaculación precoz. 

 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones