Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Tiene diabetes tipo 2 y desarrolla otras enfermedades que afectan su salud mental

"Raúl" es un hombre de 64 años al que le diagnostican diabetes mellitus tipo 2. Tuvo varias complicaciones con su salud después de esto. 

Por Vanesa Rojas.

Le diagnostican diabetes tipo 2.(Pixabay.)

Le diagnostican diabetes tipo 2. | Pixabay.

El Hospital de Salud Mental de Tijuana atendió el caso de "Raúl" quien antes de llegar a México vivió en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles California por 20 años, pero tuvo una interrupción en su rutina de vida con la llegada de la diabetes

Empezó luego del diagnóstico a mostrarse muy inquieto. Comía poco, no podía dormir más de tres horas y la mayor parte del tiempo sentía mucho miedo. 

Si salgo me siento perseguido pero si estoy en la casa me siento enclaustrado, no sé qué hacer”. 

Es el mayor de cuatro hermanos, con los cuales tiene poca interacción. Tiene un hijo de 29 años, con quien tiene buena relación pero no conviven mucho. 
 

Luego que le diagnostican  diabetes tipo 2 no quiso tomar medicamentos para sus otros problemas de salud. Pixabay.  

En el 2004, tiene un cuadro depresivo luego que no le aprobaran su renovación de visa. Pierde su empleo y le toca regresar a vivir a Tijuana. Tenía un tratamiento farmacológico, pero decidió suspenderlo. 

Seis meses después  tiene alteraciones de sueño y a partir del diagnóstico le vienen frecuentes pensamientos relacionados a la muerte. Los últimos tres meses sus problemas de salud han ido incrementando. 

¿Qué más le sucedió a "Raúl" luego que le diagnostican diabetes?

Cuenta que luego de este diagnostico de diabetes tipo 2  empezó a no conciliar el sueño y las veces que lo lograba lo hacía de manera interrumpida. Se siente cansado e irritable.

Se rasca las manos cuando siente mucho nervio. Ha llegado a lastimarse por la fuerza y frecuencia que lo  hace. Decidió comer muy poco por el miedo de empeorar con su diabetes. 

“Casi no como, me da miedo que pase algo… es cierto, ya no me quería tomar las pastillas, pensaba ¿para qué? No tiene caso.” 

Aunque regresó a Tijuana, no se siente capaz de trabajar en obras de construcción.  Pasa la mayor parte del día en su casa, acostado y perdiendo las ganas de hacer las cosas.

No expresa sus emociones y preocupaciones a su familia “para no preocuparlos”. 

Su caso fue analizado

En el Hospital de Salud Mental de Tijuana decidieron tomar su caso y analizar que era lo que le ocurría a "Rául" aparte de su diagnóstico inicial que fue la diabetes tipo 2. 

Concluyeron que los síntomas son un diagnóstico de Trastorno mixto ansioso-depresivo. La combinación de una sensación de pérdida de la salud y de amenaza, detona un estado de ánimo disfórico como el descrito por “Raúl”. 

Presentaba malestares físicos como temblores y problemas digestivos que lo llevaban a pensar que el padecimiento de la Diabetes se estaba agravando. 

Otras señales para identificar alguno de estos padecimientos:

  • Insomnio
  • Falta de concentración
  • Pensamientos de minusvalía, abulia (incapacidad para tomar decisiones aunque estas sean muy sencillas)
  • Irritabilidad
  • Angustia
  • Pesimismo ante el futuro
  • Dolores musculares y/o articulares
  •  Trastornos digestivos

La licenciada en Psicología Clínica Daniela Espinosa Sánchez, Psicóloga de Hospitalización en el Hospital de Salud Mental de Tijuana menciona que es importante que cuando se observen algunos síntomas de estos, se busque la evaluación de un especialista porque se puede brindar un tratamiento eficaz para casa persona. 

Actualmente   “Raúl” logró identificar la importancia de apegarse a un tratamiento integral que es seguir con indicaciones farmacológicas y trabajar en psicoterapia los pensamientos distorsionados, dejar el medicamento, aislarse, evitar el contacto con sus familiares y descuidar su autocuidado en general. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones