Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Somatización: Cuando tus emociones te enferman físicamente

El cuerpo se encarga de expresar las emociones que sentimos. Cuando las emociones no pueden ser expresadas, son somatizadas. 

Por Mundo Sano

Existen estudios, donde personas acuden a hospitales con diferentes problemas gastrointestinales, sexuales, respiratorios e incluso neurológicos causados por somatización.(Pixabay)

Existen estudios, donde personas acuden a hospitales con diferentes problemas gastrointestinales, sexuales, respiratorios e incluso neurológicos causados por somatización. | Pixabay

Es posible que conozcas algún caso o incluso sea algo que estés experimentando ahora mismo. 

Son malestares y dolores físicos que aparecen sin ninguna explicación médica, una experta nos explica de qué se trata y qué podemos hacer si lo padecemos.

Comencemos por definir ¿qué es la somatización? En términos sencillos es la transformación de los estados emocionales a síntomas físicos.

EMOCIONES

Existen situaciones en las que algunas personas padecen de malestares y pudiera ser por la acumulación de emociones negativas como la ira, tristeza, odio, vivir aferrados al pasado, entre otros. 

También puede ser porque son personas que se enfocan o viven para complacer a los demás, no se aceptan a sí mismos y carecen de amor propio. 

Estas emociones surgen a través de pensamientos y sentimientos que no podemos controlar y llega el momento en que el cuerpo dice 'pues esto tiene que salir de alguna manera' y es a través de síntomas o enfermedades que el cuerpo se expresa", indica Leslie Pamela Grijalva Gutiérrez, sicóloga del Centro Genees. 

El cuerpo necesita exteriorizar y sacar lo que tiene dentro, y lo hace a través de síntomas o enfermedades. Es lo que llamamos somatización, añade la experta.

Es un mecanismo de defensa en el que el cuerpo habla y expresa lo que la mente no puede decir o verbalizar, afirma Grijalva.

En la actualidad, la mayoría de las personas viven su día a día muy de prisa, este frenesí diario, sin duda están generando mucho estrés, pues se tienen problemas familiares, emocionales como la ansiedad, depresión y si a esto le agregamos todas esas emociones negativas como el rencor, celos envidia, etcétera, que rodean al ser humano, es un verdadero problema. 

La experta recomienda la práctica de la autoconciencia: ¿Qué me está pasando? ¿Cómo me siento? ¿Cómo se siente mi cuerpo? ¿Porque está pasando esto? 

Qué personas son propensas a somatizar
Existen ciertos rasgos de la personalidad y determinadas situaciones que hacen que algunas personas tiendan a tener más problemas de somatización que otras, asegura Grijalva.

Personas propensas a experimentar insatisfacción personal:

  • Codependientes
  • Pesimistas 
  • Trastornos de ansiedad o depresión 
  • Sexo femenino 
Personas que se enfocan o viven para complacer a los demás, no se aceptan a sí mismos y carecen de amor propio, pueden ser propensas a somatizar.
Personas que se enfocan o viven para complacer a los demás, no se aceptan
a sí mismos y carecen de amor propio, pueden ser propensas a somatizar.

Síntomas

Existen estudios, donde personas acuden a hospitales con diferentes problemas gastrointestinales, sexuales, respiratorios e incluso neurológicos causados por somatización

En estas personas no existe un cuadro exacto de enfermedad ni tienen agentes infecciosos, pero presentan unos síntomas que les producen malestar y sobre todo, preocupación, explica la sicóloga.

  • Síntomas gastrointestinales: Diarrea, hinchazón, intolerancias alimentarias, dolores abdominales, flatulencias, úlceras en el intestino y estómago.
  • Síntomas sexuales: Pérdida del deseo sexual, anorgasmia, falta de líbido, impotencia, irregularidad en la menstruación.
  • Síntomas respiratorios y cardíacos: Dificultades para respirar, mareos, dolores en el pecho y espalda, taquicardias, hipertensión arterial, sensación de ahogo y asfixia.
  • Síntomas neurológicos: Debilidad muscular, convulsiones, amnesia, desfallecimiento, cefaleas.

¿Qué puedo hacer? 

  • Para. Detente un momento y piensa como te sientes y porque te sientes así.
  • Define lo que sientes en cada momento, ponle nombre a cada emoción. 
  • Reconoce las emociones negativas e intenta dejar de pensar de manera negativa. Tu controlas tus emociones. 
  • Trata de evitar las situaciones que te molestan y que te causan estrés. 
  • Salir con amigos, hacer ejercicio, salir de viaje.  
  • Suelta, si necesitas llorar, llora. Expresa tus emociones. 
  • Mantén una actitud positiva: Si mantenemos una actitud negativa y pensamos que todo lo malo nos pasará a nosotros, nuestras posibilidades de mejora se verán reducidas. Por eso, mantener una actitud positiva hace que nuestro ritmo cardíaco se regule e incluso nos hace olvidar algunos problemas y dolores. 

Es muy importante hacer énfasis en que de vez en cuando nos preguntemos ¿Cómo estamos?, ¿cómo nos sentimos?, un trabajo de conciencia corporal y emocional, finaliza la Grijalva.


En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones