Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Primeros estudios indican que comer una dieta mediterránea puede reducir estrés

Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Facultad de Medicina de Wake Forest, parte de Wake Forest Baptist Health. se refirió al estrés y la alimentación. 

Por Mundo Sano

En la edición en línea actual de la revista Neurobiology of Stress se refiere al primer ensayo preclínico para medir los efectos del consumo a largo plazo de una dieta occidental versus mediterránea.(Pixabay.)

En la edición en línea actual de la revista Neurobiology of Stress se refiere al primer ensayo preclínico para medir los efectos del consumo a largo plazo de una dieta occidental versus mediterránea. | Pixabay.

El estrés no solo tiene efectos negativos en el trabajo y las relaciones personales, sino que promueve el aumento de enfermdades cardíacas y hasta asociado a las tasas de mortalidad. 

Sin embargo para esto hay solución y es que una dieta mediterránea puede proporcionar una forma fácil de ayudar a disminuir los efectos fisiológicos del estrés y promover un envejecimiento saludable.

En la edición en línea actual de la revista Neurobiology of Stress se refiere al primer ensayo preclínico para medir los efectos del consumo a largo plazo de una dieta occidental versus mediterránea.

"Es muy difícil controlar o reducir los factores estresantes en nuestras vidas", dijo Carol A. Shively, Ph.D. , profesor de patología y medicina comparada en la Facultad de Medicina de Wake Forest e investigador principal del estudio.

Destacó que estudios observacionales previos han sugerido que un menor estrés percibido está asociado con un alto consumo de frutas y verduras. 

Se refirió a que en Estados Unidos se consume una dieta rica en proteínas animales y grasas saturadas, sal y azúcar por eso se quería saber si la dieta empeoraba la respuesta del cuerpo al estrés.

Los investigadores estudiaron los efectos del estrés crónico de un estatus social bajo y el estrés agudo de estar aislado socialmente durante 30 minutos en 38 animales de mediana edad que fueron alimentados con una dieta mediterránea u occidental.

Se formularon para reflejar fielmente las dietas humanas, con proteínas y grasas derivadas principalmente de fuentes animales en el grupo occidental y principalmente de fuentes vegetales en el grupo mediterráneo

Los científicos midieron los cambios en los sistemas nerviosos simpático y parasimpático y en la hormona cortisol de la glándula suprarrenal, en respuesta al estrés agudo y crónico. 

En comparación con los animales alimentados con una dieta occidental, los alimentados con la dieta mediterránea exhibieron una mayor resistencia al estrés, como lo indican las respuestas más bajas del sistema nervioso simpático y el cortisol al estrés, y una recuperación más rápida después de que terminó el estrés, dijo Shively.

"Nuestro estudio mostró que la dieta mediterránea cambió el equilibrio hacia el sistema nervioso parasimpático, que es bueno para la salud", dijo Shively.

En cambio en la dieta occidental aumentó la respuesta simpática al estrés, "que es como tener el botón del pánico encendido todo el tiempo, y eso no es saludable".

A medida que los animales envejecían durante el estudio de 31 meses, lo que equivale a unos 9 años en humanos, el grupo de investigación observó que la actividad del sistema nervioso simpático aumentó.

Sin embargo, la dieta mediterránea ralentizó el envejecimiento del sistema nervioso simpático. 
Con información de Wakehealth. 
 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones