Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Padres estresados transmiten ansiedad a sus hijos

Si estás lidiando con ansiedad y comienzas a notar que tu hijo está exhibiendo comportamientos ansiosos, el primer paso importante es no quedarse atascado en la culpa.

Por Mundo Sano

Los niños aprenden las conductas de sus padres y es común que en las familias  donde los padres estés sometidos a estrés constante, puedan transmitir esa ansiedad  a sus hijos.(Shutterstock)

Los niños aprenden las conductas de sus padres y es común que en las familias donde los padres estés sometidos a estrés constante, puedan transmitir esa ansiedad a sus hijos. | Shutterstock

Rutinas específicas, establecer horarios, hacer la comida, enviar evidencias, tareas del hogar, clases en línea y home office... ¿Te suena abrumador? Por supuesto que lo es.

Los expertos han atomizado con recomendaciones a los padres sobre lo que deben hacer en esta nueva modalidad. Desde mantener una rutina de horarios para levantarse, desayunar, tomar sus clases, acostarse y además pasar tiempo de esparcimiento para mantener su salud emocional en equilibrio.

Pero, para la mayoría de los padres no es tan fácil mantener ese orden cuando tienen varias reuniones digitales al día, entregan informes y además tienen que lidiar con el encierro. 

El ejemplo arrastra
Cuando un hijo ve a su padre o madre en estado de ansiedad puede sentirse ansioso y perturbado. 

Según el Child Mind Institute existen evidencia de que los niños de padres ansiosos tienen más tendencia a sentir ansiedad, probablemente una combinación de factores de riesgo genéticos y comportamientos aprendidos.

Puede ser doloroso pensar que, a pesar de tus mejores intenciones, podrías estar transmitiéndole a tu hijo tu propio estrés.

Si estás lidiando con ansiedad y comienzas a notar que tu hijo está exhibiendo comportamientos ansiosos, el primer paso importante es no quedarse atascado en la culpa.

Los niños aprenden las conductas de sus padres y es común que en las familias donde los padres estés sometidos a estrés constante,  puedan transmitir esa ansiedad a sus hijos.
Establecer prioridades en tu día a día es indispensable
para el manejo del estrés y la ansiedad en el hogar.

No hay necesidad de que se castigue usted mismo, se siente muy mal tener ansiedad y no es fácil de controlar”, dice la doctora Jamie Howard, directora del Programa de Estrés y Resiliencia del Child Mind Institute.

¿Cómo controlo mi estrés o ansiedad?
Es fácil decirlo, pero en la práctica es mucho más complicado lidiar con el día a día, sobre todo en estos últimos meses donde todo es nuevo y más complicada para la mayoría de las personas.

No siempre puedes evitar el estrés en tu vida, pero puedes aprender a manejarlo mejor. Los Institutos Nacionales de la Salud recomiendan estas medidas:

  • Tómate un tiempo para respirar profundamente entre cada actividad que realices, 10 respiraciones profundas seguidas de una taza de té puede ayudar a relajarte.
  • Establece prioridades. Decide qué cosas se deben hacer de inmediato y qué cosas pueden esperar y aprender a decir no a tareas nuevas si te sientes abrumado (a).
  • Mantén contacto con personas que pueden proporcionar apoyo emocional. Pide ayuda a los amigos, la familia y la comunidad u organizaciones religiosas para reducir el estrés debido a responsabilidades laborales o asuntos familiares, tal como el cuidado de un ser querido.
  • Elije actividades relajantes que disfrutes y tómate el tiempo para hacerlas: Tales como leer, hacer yoga, tejer, hacer manualidades o jardinería.
  • Evita pensar obsesivamente en los problemas. Darles vuelta no te llevará a una solución. Enfócate en lo que has logrado, no en lo que no has podido hacer.
  • Realiza ejercicio con regularidad. Al menos una caminata moderada de tan solo 30 minutos por día puede ayudar a levantarle el ánimo y reducir el estrés.
  • Evita consumir alcohol u otras drogas, esas prácticas solo empeoran la situación y no te permiten pensar con claridad. 
  • Habla con alguien de confianza sobre cómo te sientes, el desahogo ayuda a mejorar el estado de ánimo y promueve los pensamientos positivos.

Recuerda que si tú como padre de familia estás bien emocionalmente, es más probable que tus hijos también lo estén.


Para nadie es fácil esta situación que se ha desarrollado en medio de la pandemia por Covid-19, sin embargo todos pasan por situaciones adversas a lo largo de la vida, la diferencia radica en la manera en que tomamos acciones ante estas situaciones.

Con información de Child Mind Institute

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones