Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

¡Este sencillo test te ayuda a evaluar tus niveles de estrés laboral!

El estrés laboral puede llegar a provocar saturación física y/o mental y generar consecuencias que afectan la salud. 

Por Mundo Sano

El estrés puede llegar a afectar tu salud física y mental.(Pexels)

El estrés puede llegar a afectar tu salud física y mental. | Pexels

Sentir estrés ante algunas situaciones de la vida cotidiana como las responsabilidades del trabajo es normal e incluso puede resultador motivador y ayudar a obtener buenos resultados. 

Sin embargo, cuando el estrés laboral se presenta puede provocar saturacion física y/o mental en el empleado, generando consecuencias que afectan a la salud, como desequilibrio de la vida laboral y la personal. 

Ante esta situación y como medida para identificar los niveles de estrés laboral, el Instituto Mexicano del Seguro Social comparte un test que permite conocer en qué grado se encuentran los síntomas asociados a este padecimiento. ¡A continuación te lo compartimos!

 

¡Presta atención!

Cuando el estrés laboral es constante y no se atiende puede incrementar el riesgo de presentar problemas de salud, como:

  • Padecimientos cardiacos
  • Dolor de espalda
  • Depresión y agotamiento
  • Lesiones en el trabajo
  • Problemas del sistema inmunitario
  • Alteraciones en el sueño (Insomnio e hipersomnia)
  • Irritabilidad
  • Adicciones como el alcoholismo

Síntomas

  • Emocionales

Ansiedad, miedo, irritabilidad, mal humor, frustración, agotamiento, impotencia, inseguridad, desmotivación, intolerancia.

  • Conductuales

Disminución de la productividad, cometer errores, reportarse enfermo, dificultades en el habla, risa nerviosa, trato brusco en las relaciones sociales, llanto, apretar las mandíbulas, aumento del consumo de tabaco, consumo de alcohol y otras sustancias.

  • Cognitivos

Dificultad de concentración, confusión, olvidos, pensamiento menos efectivo, reducción de la capacidad de solución de problemas, reducción de la capacidad de aprendizaje.

  • Fisiológicos

Músculos contraídos, dolor de cabeza, problemas de espalda o cuello, malestar estomacal, fatiga, infecciones, palpitaciones, respiración agitada, aumento de la presión sanguínea, agotamiento, mayor riesgo de obesidad y de problemas cardiovasculares, deterioro en la memori a, problemas de sueño.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones