Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Salud Mental

Amelia Cline, la mujer que renunció a la gimnasia a los 13 años por abusos de sus entrenadores

Amelia señala que el deporte no debería generar trastornos alimenticios, autolesiones ni trastorno de estrés postraumático. 

Por Alejandra Gonzalez

Amelia Cline renunció a la gimnasia para no ser víctima de más abusos.(CNN)

Amelia Cline renunció a la gimnasia para no ser víctima de más abusos. | CNN

Amelia Cline es una mujer que amaba la gimnasia, sin embargo, decidió renunció a ella cuando tenía 13 tras una serie de abusos por parte de sus entrenadores. 

Cuando la canadiense, de ahora 32 años, tenía apenas nueve o 10 ya había superado a sus entrenadores locales y viajaba una hora desde su casa para realizar su entrenamiento en un club de élite, señala CNN. 

El amor que Cline sentía por ese deporte que la hacía explorar los límites de la gravedad continuó por un tiempo, pero todo cambió cuando Vladimir Lashin y su esposa Svetlana llegaron como el nuevo equipo de entrenadores y el estado de ánimo en el gimnasio se oscureció rápidamente. 

Amelia denunció sufrir abuso por parte de sus entrenadores, lo que la llevó a abandonar la gimnasia a los 13 años. Foto: Unsplash/Ilustrativa

ABUSOS EN LA GIMNASIA

La mujer recordó para CNN que de inmediato todo fue verbalmente abusivo, pues si alguien cometía un error, ellos gritaban y te humillaban con frases como "esto es basura, eres basura". 

De acuerdo con Cline, poco tiempo después los entrenadores también recurrieron al abuso físico, forzándolas a realizar estiramientos con su cuerpo que eran realmente dolorosos. 

Incluso, en una ocasión recordó que el hombre la acusó de mentir y trató de distanciarse de cualquier responsabilidad por la impactante lesión de la entonces menor. Tampoco le ofrecieron tratamiento médico ni llamaron a sus padres. Ella tuvo que hablar con ellos para que la llevaran al hospital.  

En otra ocasión el entrenador Lashin, quien pesaba alrededor de 200 libras, se sentó sobre las rodillas de la gimnasta durante varios minutos a la vez con el objetivo de hiperextender permanentemente su rodillas para dar la apariencia de que no se doblaban al aterrizar. 

ABANDONÓ LA GIMNASIA

Apenas siendo una adolescente, Amelia se acostumbró a un horario agotador y lesiones dolorosas. Iba a la escuela por las mañanas y de 13:00 a 18:00 horas entrenaba para en las noches ponerse al día con las tareas.

Sin embargo, ante las repetidas situaciones de abuso que vivió por parte de Lashin, un día Amelia se dio cuenta que no podía seguir sufriendo esas humillaciones y decidió dejar el deporte que tanto le gustaba. 

Tenía apenas 13 años. Cline en ese momento se enfrentó a un gran conflicto emocional y psicológico por abandonar el sueño de competir en los Juegos Olímpicos y abandonar la carrera que solía amar. 

CNN intentó localizar a los entrenadores, pero no lograron establecer contacto con ellos. Al parecer habrían huido de Canadá. 

DEMANDA POR ABUSO

Tras varios años de abuso en la gimnasia, Amelia publicó sus experiencias a través de un blog y aunque aún tiene habilidades del deporte, ahora se dedica a ser abogada. 

Cline es la demandante representante en una demanda colectiva contra Gymnasctics Canada y media docena de órganos rectores provinciales, en los que se incluye Gymnastics BC, que habría supervisado el gimnasio en el que Cline sufrió esta serie de abusos.

Pese a que Vladimir y Svetlana Lashin no figuran como acusados, sí se mencionan en las alegaciones de la demanda, que detalla su incidente de lesión por salto y "casi a diario, abuso físico, inextricablemente vinculado a una cultura de abuso psicológico" y "contacto físico inapropiado". 

Cabe mencionar que además de Amelia Cline, otras gimnastas canadienses han presentado demandas que alegan abuso físico, sexual y psicológico, además de complicidad institucional que permite que el maltrato siga prosperando. 

RESPONDEN A LA DEMANDA

Por su parte, Gymnastics Canada mencionó que  las acusaciones de abuso físico, sexual y psicológico por parte de entrenadores y funcionarios en una demanda presentada contra el organismo rector del deporte "describen un comportamiento que es inaceptable" y dijo que toma las reclamaciones "en serio". 

A través de un comunicado, señaló que sólo se había enterado de la demanda por los informes de los medios de comunicación y que aún no había sido notificada.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones