Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Maternidad

Un estudio explica por qué hay que dejar que los niños tomen la iniciativa

Un estudio dirigido por Stanford destaca la importancia de dejar que los niños tomen la iniciativa. La investigación estuvo dirigida por la profesora de educación de Stanford, Jelena Obradović. 

Por Vanesa Rojas.

Pero es importante que los padres sean conscientes de que los momentos de enseñanza tienen su lugar, dijo.(Pixabay.)

Pero es importante que los padres sean conscientes de que los momentos de enseñanza tienen su lugar, dijo. | Pixabay.

Las investigaciones han demostrado que la crianza comprometida ayuda a los niños a desarrollar habilidades cognitivas y emocionales, pero si hay demasiada intervención en los padres esto puede ser contraproducente.

Para el estudio, decidieron observar el comportamiento de los padres cuando los niños en participaban activamente en jugar, limpiar juguetes, aprender un juego nuevo y discutir un problema.

Los hijos de padres que intervinieron con más frecuencia para dar instrucciones, correcciones o sugerencias o para hacer preguntas, a pesar de que los niños estaban apropiadamente concentrados en la tarea, mostraron más dificultades para regular su comportamiento y emociones en otros momentos.

Estos niños también se desempeñaron peor en tareas que medían la gratificación retrasada y otras funciones ejecutivas, las habilidades asociadas con el control de los impulsos y la capacidad de cambiar entre demandas competitivas por su atención.

"Los padres han sido condicionados para encontrar formas de involucrarse, incluso cuando los niños están concentrados y jugando activamente o haciendo lo que se les pidió", dijo Obradović, quien también dirige el Proyecto Stanford sobre Adaptación y Resiliencia en Niños ( SPARK ).

Pero demasiada participación directa puede tener un costo para las habilidades de los niños para controlar su propia atención, comportamiento y emociones. Cuando los padres dejan que los niños tomen la iniciativa en sus interacciones, los niños practican las habilidades de autorregulación y desarrollan su independencia ".

La investigación de Obradović, arroja una nueva luz sobre cómo los padres ayudan y obstaculizan el desarrollo de sus hijos durante la transición fundamental a la escuela primaria. "Encontrar el equilibrio adecuado al relacionarse con los niños es especialmente importante en el jardín de infancia" dijo Obradović. 

El inicio de la escuela primaria es un momento especialmente desafiante cuando se espera que los niños manejen su atención, emociones y comportamientos sin la ayuda directa de los padres.

Obradović dijo que el objetivo del estudio no es criticar a los padres. "Cuando hablamos de compromiso excesivo de los padres, no estamos diciendo que sea un compromiso malo o obviamente intrusivo", dijo. "No hay nada de malo en sugerir ideas o dar consejos a los niños".

Pero es importante que los padres sean conscientes de que los momentos de enseñanza tienen su lugar, dijo.

“Tenga esa conversación honesta con usted mismo, especialmente si su hijo está bien”, dijo. "Por muy estresante que sea este momento, intente encontrar oportunidades para que ellos tomen la iniciativa".

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones