Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Tener diabetes, un IMC alto y depresión, están ligados a los trastornos del sueño


Un estudio publicado en el Journal Sleep Research se refiere a que tener diabetes también se puede asociar con alteraciones de sueño. 

Por Vanesa Rojas.

Los investigadores buscaron determinar si las alteraciones de sueño, particularmente en pacientes con diabetes se asociaban con un mayor riesgo de mortalidad.(Pixabay.)

Los investigadores buscaron determinar si las alteraciones de sueño, particularmente en pacientes con diabetes se asociaban con un mayor riesgo de mortalidad. | Pixabay.

Los investigadores buscaron determinar si las alteraciones de sueño, particularmente en pacientes con diabetes se asociaban con un mayor riesgo de mortalidad.

Para ello se analizaron datos del Biobanco del Reino Unido por un período de 8 a 9 años. La exposición principal fueron trastornos del sueño, evaluados a través de  varias preguntas.

La presencia de diabetes y trastornos frecuentes del sueño se asoció con un mayor riesgo de mortalidad por todas las causas que cualquiera de las dos afecciones por sí solas. 

¿Qué sucede con la diabetes y su riesgo de mortalidad prematura?

En la mayoría de los países, las personas tienen un alto riesgo de mortalidad prematura debido a enfermedades no transmisibles y aquí incluyen la diabetes, en comparación con otras afecciones.

Se espera que las tasas de mortalidad aumenten aproximadamente un 54%  entre 2016 y 2040.  Se estima que las muertes debidas específicamente a la diabetes tipo 2 en más del doble en todo el mundo. 

Un grupo internacional liderado por las Naciones Unidas estableció el objetivo de reducir las tasas de mortalidad prematura por ENT en un tercio para el año 2030. 

También indican que la diabetes como la mortalidad temprana se han asociado con un sueño inadecuado, incluida una duración insuficiente o una mala calidad del sueño. 

Detalles del estudio y muestra

Para este estudio se tomaron 502,642 personas de 37 a 73 años (53% mujeres) de todo el Reino Unido entre marzo de 2006 y octubre de 2010. 

La variable de exposición principal fue la presencia de alteraciones del sueño, evaluada a través de una única pregunta que preguntaba: ¿Tiene problemas para conciliar el sueño por la noche o se despierta en medio de la noche? Había tres opciones de respuesta: "nunca / raramente", "a veces" o "normalmente". Solo el 0,1% de los participantes no respondió a esta pregunta.

Los investigadores buscaron determinar si las alteraciones de sueño, particularmente en pacientes con diabetes se asociaban con un mayor riesgo de mortalidad. 

En promedio, aquellos que informaron frecuentes trastornos del sueño eran mayores, tenían un IMC más alto, dormían menos y tenían más probabilidades de ser mujeres, blancas, fumadoras actuales y tener depresión y diabetes. 

Aproximadamente el 69% de la muestra no tenía diabetes ni trastornos frecuentes del sueño, el 26% tenía trastornos frecuentes del sueño pero no diabetes, el 3% tenía diabetes pero no trastornos frecuentes del sueño y el 2% tenía ambos.

Durante el período de seguimiento medio de 8,9 años, hubo 19.177 muertes por todas las causas y 3.874 muertes por ECV.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones