Suscríbete
Suscríbete

Recibe todo las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Si tienes dolor de cabeza o fiebre, ¡no te automediques! Podría ser esta enfermedad

La toma indiscriminada de antibióticos o fármacos para combatir los síntomas puede enmascarar la inflamación de las meninges y causar graves daños. 

Por Mundo Sano

Los dolores de cabeza recurrentes pueden ser un síntoma de meningitis.(Pexels)

Los dolores de cabeza recurrentes pueden ser un síntoma de meningitis. | Pexels

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomienda a la población no automedicarse ante cuadros agudos febriles o malestares que dan dolor de cabeza, ya que la toma indiscriminada de antibióticos o fármacos para combatir los síntomas (analgésicos, anti-inflamatorios o antipiréticos) puede enmascarar la inflamación de las meninges.

Moisés Fernández Bravo, neurólogo y neurofisiólogo clínico adscrito al Servicio de Neurología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional Siglo XXI, señaló que la inflamación de las meninges, membranas que cubren el cerebro y la médula espinal, provoca diversas complicaciones a la salud y de no ser atendidas con oportunidad, ponen en riesgo la vida.

El especialista indicó que aunque la población está más expuesta en épocas de frío por el aumento en el contagio de enfermedades de vías superiores como gripe, faringitis, amigdalitis o bronquitis, siempre se debe estar alerta de los síntomas que puedan presentarse. 

Esto, explicó, debido a que los microorganismos que infectan a las vías respiratorias pueden desplazarse a la sangre e invadir, entre otros sitios del organismo, a las meninges, o bien las infecciones virales agudas de este tipo pueden debilitar transitoriamente las defensas del cuerpo y permitir una invasión de microorganismo a estos tejidos.

En particular, dijo, deben tener más cuidado las personas que tienen bajas sus defensas (inmunosuprimidas) ya que son más susceptibles de contagios y hasta de infecciones por hongos. 

  • Quienes han recibido un trasplante
  • Portadores de VIH/SIDA
  • Con leucemia
  • Quienes padecen alguna enfermedad crónica como insuficiencia renal, diabetes o cáncer

Las personas sin estos factores de riesgo también pueden contagiarse de meningitis por lo que recomendó, además de no automedicarse, seguir sencillas pero efectivas medidas de higiene como el lavado constante de manos y, en caso de tener estos síntomas (similares a los del resfriado o gripe) acudir de inmediato al médico:

  • Fiebre alta repentina
  • Rigidez en el cuello
  • Dolor de cabeza intenso que parece diferente a lo normal
  • Dolor de cabeza con náuseas o vómitos
  • Confusión o dificultad para concentrarse
  • Convulsiones
  • Somnolencia o dificultad para caminar
  • Sensibilidad a la luz
  • Falta de apetito o sed
  • Erupción cutánea (a veces, como en la meningitis meningocócica)

Señaló que otra forma de prevenir el contagio es a través de la vacunación contra la tuberculosis, presente en la vacuna BCG que se aplica a recién nacidos y hasta los cinco años de edad; “ayuda a que sea menos probable que la bacteria de la tuberculosis se aloje en la sangre y llegue a producir meningitis, pues es muy grave cuando se va a la cabeza”, subrayó.

Asimismo, explicó que las complicaciones son variadas y van desde convulsiones y crisis epilépticas hasta diversos daños neurológicos permanentes como pérdida de la audición, problemas de memoria y aprendizaje, hidrocefalia (acumulación de líquido en cavidades del cerebro), problemas para caminar, parálisis e incluso el fallecimiento.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones