Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

¿Qué es la grasa visceral y por qué es tan peligrosa?

No toda la grasa que se almacena en el cuerpo es igual, su ubicación juega un papel importante en la salud del ser humano.

 

Por Raquel Guzmán

Los depósitos de grasa abdominal son más peligrosos que la grasa periférica debido a su cercanía con la vena hepática principal que lleva sangre al hígado desde los alrededores del intestino.(Pixabay)

Los depósitos de grasa abdominal son más peligrosos que la grasa periférica debido a su cercanía con la vena hepática principal que lleva sangre al hígado desde los alrededores del intestino. | Pixabay

La grasa subcutánea es la grasa abdominal que puedes sentir si pellizcas el exceso de piel y tejido en la parte media de tu cuerpo.

Por otro lado, la grasa visceral es la grasa abdominal que se acumula en el abdomen en los espacios entre los órganos.

El exceso de grasa visceral se relaciona estrechamente con un mayor riesgo de sufrir problemas graves de salud, de acuerdo al sitio de Clínica Mayo.

Es importante destacar que la grasa visceral es la grasa que rodea los órganos internos de la cavidad abdominal. 

Existe gran diferencia e impacto para la salud entre la grasa corporal, grasa abdominal y grasa visceral, esta última es la que tiene mayor impacto en la salud, pues es aquella que rodea nuestros órganos.

La grasa visceral se encuentra en la mayoría de los seres humanos, sin embargo, algunas personas pueden desarrollar más, sobre todo aquellas con un estilo de vida sedentario y con hábitos alimenticios que no son los adecuados.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), recomienda consumir cantidades moderadas de grasas y aceites.

Al cocinar puedes sustituir la mantequilla, el ghee o la, manteca de cerdo por grasas más saludables como el aceite de oliva, de soya, de girasol o de maíz.

Otro de los consejos que marca la OMS es agregar a la dieta diaria preferentemente aves y pescado, que por lo general contienen menos grasa que la carne roja; quitar siempre la grasa visible y limitar o eliminar el consumo de carnes procesadas.

Tomar leche y productos lácteos desnatados o semidesnatados. Evitar los alimentos procesados, horneados y fritos que contengan grasas es también otra recomendación de la OMS.

¿Por qué es tan peligrosa la grasa visceral?

En sí, los depósitos de grasa abdominal son más peligrosos que la grasa periférica debido a su cercanía con la vena hepática principal que lleva sangre al hígado desde los alrededores del intestino.

Estas sustancias, al llegar al hígado podrían quedar retenidas y afectar a los niveles sanguíneos de grasa y colesterol.

La manera más eficiente de lograr disminuir esa grasa visceral es con ejercicio cardiovascular y alimentación saludable.

Cambiar los hábitos de alimentación es de vital importancia. Ser conscientes de que esa grasa no es esencial, y perjudica el buen funcionamiento de nuestros órganos.

Los expertos recomiendas realizar ejercicio aeróbico un mínimo de 30 minutos por al menos 5 días a la semana.

Comenzar con una caminata diaria puede ayudar a iniciar un excelente hábito de mantener al cuerpo activo. Paulatinamente puede ir incrementando el tiempo de actividad, así como su intensidad.

Aunado a lo anterior, la alimentación estar muy cuidada, eliminar las grasas malas, productos procesados, fritos, con exceso de azúcar, además de refrescos, bebidas azucaradas y el alcohol.

Especialistas en buenos hábitos alimentarios recomiendan agregar a nuestra dieta diaria  frutas, verduras, carne magra y alimentos ricos en fibra.

Otro de los consejos que marcan los expertos de la salud es tener diariamente un descanso reparador, al menos de 7 a 8 horas y para ello debemos alejarnos de las pantallas al menos 2 horas antes de dormir.

Con información de Clínica Mayo y la Organización Mundial de la Salud

En esta nota
  • Salud cardiovascular
  • Salud física
  • Grasa visceral
  • obesidad
  • grasas malas

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones