Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Obesidad aumentaría el riesgo de desarrollar hasta 13 tipos de cáncer: Estudio

Una investigación encontró que la forma corporal está asociada con un riesgo más alto de desarrollar algunos tipos de cáncer. 

Redacción MundoSano

La obesidad es un  factor de riesgo para enfermedades como el cáncer.(Pixabay)

La obesidad es un factor de riesgo para enfermedades como el cáncer. | Pixabay

La obesidad es un factor de riesgo para al menos 13 tipos de cáncer, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Por ello, la manera de evaluar de forma más precisa ese riesgo es el objetivo de una investigación realizada por la Universidad de Glasgow y y la Universidad de Newcastle. 

Casi todos los estudios que relacionan la obesidad con el riesgo de desarrollar varios tipos de cáncer provienen de grandes investigaciones observacionales que no pueden demostrar causa y efecto, por lo que no se puede establecer definitivamente que el exceso de peso cause cáncer.

Sin embargo, existe evidencia científica de que cantidades más altas de grasa corporal están asociadas con mayores riesgos de varios tipos de cáncer.

La obesidad se asocia directamente con una alimentación rica en grasas y otros alimentos procesados. Foto: Pixabay

El IMC

Por lo general, el índice de masa corporal suele ser la manera que se utiliza para medir la grasa corporal en función del peso y la altura de una persona, pero su fiabilidad llega a ser criticada debido a que no distingue la grasa del músculo ni tiene en cuenta dónde se almacena la grasa corporal, el sexo o la edad de la persona. 

Por el contrario, la medición de la circunferencia de la cintura tiene en cuenta la grasa abdominal, que está relacionada con varios riesgos para la salud, como la diabetes tipo 2 y el cáncer, pero no considera la altura. .

El IMC es un indicador de la relación entre el peso y la altura (altura) que se utiliza con frecuencia para identificar el sobrepeso y la obesidad en adultos. Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos por el cuadrado de su altura en metros (kg / m2). Por ejemplo, una persona que pesa 60 kg y mide 1,60 m tiene un IMC de 23,4 (60 / 1,60 = 60 / 2,56 = 23,4). Si el resultado de este cálculo es superior a 30, se considera obesidad.

Una medida más completa

Una nueva métrica, denominada 'Índice de forma corporal (IFC), ayudaría a medir la obesidad tomando en cuenta el sexo, la edad, el peso, la altura y circunferencia de la cintura de una persona y proporcionaría una estimación más precisa del riesgo de cáncer que el IMC. 

Para explorar esto más a fondo, investigadores de la Universidad de Glasgow y la Universidad de Newcastle combinaron datos de casi 450 mil participantes (hombres y mujeres con una edad promedio de 56 años) de la cohorte prospectiva del Biobanco del Reino Unido, a quienes se les dio seguimiento durante un promedio de 8 años , durante el cual se diagnosticaron casi 37 mil casos de cáncer entre los participantes y más de 11 mil muertes.

Los participantes se dividieron en tres grupos según la forma de su cuerpo para examinar las asociaciones con el riesgo de 24 tipos diferentes de cáncer; y examinar el IFC y el BMI como predictores del riesgo de cáncer.

Los resultados se ajustaron por edad, sexo, etnia, educación, ingresos, tabaquismo, consumo de alcohol, dieta (ingesta de frutas y verduras, carnes rojas y procesadas, pescado azul), actividad física y tiempo de sedentarismo.

Resultados

El análisis encontró que la forma del cuerpo y el IMC predijeron diferentes riesgos de cáncer relacionados con la obesidad en adultos.

Específicamente, la forma del cuerpo se asoció con un mayor riesgo de tres cánceres. Aquellas personas en el tercil de IFC más alto tenían un 38% más de probabilidades de desarrollar cáncer de hígado, un 40% más de probabilidades de desarrollar cáncer de pulmón y un 17% más de riesgo de cáncer de intestino, en comparación con aquellos en el tercil de IFC más bajo.

Cabe mencionar que los especialistas descubrieron que un IFC alto combinado y un IMC alto se asociaron con un mayor riesgo de siete tipos diferentes de cáncer, como son:

Los expertos encontraron que las participantes en el tercil de IFC más alto que también tenían sobrepeso u obesidad (IMC de 25 o más) tenían el doble de riesgo de desarrollar cáncer de útero que aquellas con el IFC más bajo y un IMC normal.

El autor principal del estudio, Carlos Celis-Morales de la Universidad de Glasgow, resaltó que los hallazgos muestran la importancia de medir más que solo el IMC para predecir el riesgo de cáncer y sugieren que la forma del cuerpo de las personas puede incrementar el riesgo de algunos cánceres. 

Asimismo, subraya que independientemente del método que se utiliza, el sobrepeso o la obesidad es la principal causa prevenible de cáncer después de fumar y es necesario ayudar a las personas para que mantengan un peso saludable y un estilo de vida más sano durante toda su vida desde edades tempranas. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones