Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Muere mujer embarazada y su bebé por Covid-19 tras cambiarla a una sala inadecuada del hospital

La mujer estaba embarazada de ocho meses, se convertiría en madre por tercera ocasión

Kimberly Salazar

Sumera Haq fallece a los 37 años(Facebook)

Sumera Haq fallece a los 37 años | Facebook

Una mujer embarazada y su bebé fallecieron después de que ella fuera contagiada por Covid-19. Al presentar síntomas la mujer requirió de atención médica, sin embargo, en el hospital la mujer fue trasladada a un área inadecuada para tratar la enfermedad.

Sumera Haq, de 37 años, quien además era maestra de primaria estaba en espera de su tercer hijo cuando contrajo Covid-19. De acuerdo con Noticieros televisa, la mujer presentaba un fuerte dolor de estómago y una dificultad para respirar que cada vez se volvía más grave.

Debido a que su salud se complicaba, tuvo que ser atendida de manera urgente. La llevaron al  Hospital Whipps Cross en Leytonstone ubicado en Londres, Inglaterra el pasado 7 de agosto de 2021.

Al llegar, Sumera fue atendida en una sala de parto. Dos días después su función respiratoria empeoró, motivo por el cual decidieron trasladarla a otra área del hospital donde su estado se deterioró y sufrió un paro cardíaco tres días después.

Sumera Haq estaba en espera de su tercer hijo

Su hija nació sin signos vitales

La mujer fue intervenida para realizarle una cesárea, pero al nacer su bebé los médicos se percataron de que no tenía signos vitales, el personal médico intentó resucitarla sin embargo, fue declarada muerta 15 minutos después de nacer.

El 14 de agosto la madre también falleció a causa de insuficiencia multiorgánica, hemorragia abdominal, infección por covid y neumonía.

Por otro lado, una investigación del  Tribunal Forense del Este de Londres descubrió que la mujer murió por falta de liderazgo clínico, al ser trasladada de manera inapropiada.

Su caso también careció de una “planificación multidisciplinaria” y una falta de seguimiento cercano, así como una ausencia de “escalada apropiada” debido a su deterioro antes de sufrir el paro cardíaco.

Kasim Butt, su esposo, describió el último año como “una pesadilla viviente” luego de sufrir el doble dolor de perder a su esposa e hija.
 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones