Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Médicos trataron quistes ováricos de una joven como si fuera estreñimiento

La joven sufría de intensos dolores que no se calmaban. 

Por Alejandra Gonzalez

Los médicos le dijeron a la joven que tenía estreñimiento.(Unsplash)

Los médicos le dijeron a la joven que tenía estreñimiento. | Unsplash

Priya Raj tenía 23 años cuando en octubre de 2019 comenzó a sentir un dolor sordo como cólico en la parte inferior del abdomen que se intensificó con el paso de dos semanas. 

Una noche despertó a las 3 de la madrugada a causa del dolor insoportable que se irradiaba desde la parte inferior derecha del abdomen, alrededor del costado y la espalda, y que bajaba por la pierna derecha. 

Priya Raj vivió con inteso dolor durante meses. Foto: Redes

LE DECÍAN QUE ERA ESTREÑIMIENTO

La joven, asesora de clientes de servicios financieros, contó a Women's Health que acudió a un médico a fines de octubre para atender su dolor, sin embargo, recibió como respuesta que sus fuertes molestias probablemente se debían al estreñimiento (a pesar de que estaba complemente regular). 

Los siguientes meses el dolor siguió presentándose, por lo que Priya asistió de nuevo al médico y éste le recetó un laxante y analgésicos de venta libre. 

Ella siguió sus indicaciones, pero ese tratamiento ni siquiera le ayudó a aliviar el dolor que experimentaba en ese momento.

Posteriormente asistió a ocho citas médicas en las que se sometió a pruebas para detectarle parásitos intestinales, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad celiaca, cálculos renales y otras condiciones de salud sospechosas. 

A pesar de tantos exámenes, la intensidad del dolor de Priya no disminuía. En ocasiones era tan fuerte que no podía comer ni dormir durante días. 

En una ocasión la joven fue remitida a un hospital para obtener ayuda. En ese lugar un médico revisó su estómago y tras juzgarla porque "no gritaba de dolor", le dijo que sospechaba de una infección en las vías urinarias, así que le dio antibióticos y la envió a su casa. 

Dos semanas después el dolor regresó y era insoportable.

POR FIN ENCUENTRAN SU DIAGNÓSTICO

Priya pensó que no volvería a tener una vida normal e incluso en 2020 fue ingresada en el hospital en medio de la pandemia. 

Fue entonces que le realizaron un examen pélvico y una ecografía, la cual reveló que tenía dos quistes ováricos, o sacos llenos de líquido, uno en su ovario derecho y otro en el lado izquierdo. 

Priya sufrió lo que se conoce como torsión ovárica y al suceder eso se cortó suministró de sangre a su ovario, lo que eventualmente podría provocar la muerte de su ovario. 

A pesar de recibir un diagnóstico, a la joven le dijeron que no podían programarle una cirugía a causa de la pandemia y le dieron una inyección de morfina, medicamento que siguió recibiendo porque las olas de dolor volvían hasta que al tercer día en el hospital una doctora le dijo que estaba tratando de encontrar a alguien que pudiera realizarle la operación. 

Un día después la llevaron a la cirugía. En el quirófano un cirujano descubrió que el ovario derecho de Priya se había torcido por completo y estaba muerto, por lo que tuvieron que extirparlo, así como a la trompa de Falopio unida a él y un quiste más pequeño de su ovario izquierdo. 

Ahora la joven solo tiene un ovario y aunque dijo a la revista que no es el fin del mundo, no puede evitar hacerse preguntas como si tendrá dificultades para tener hijos, además de que tiene miedo de que el dolor regrese algún día y de nuevo nadie le crea que es real. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones