Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Lo que debes saber sobre la donación de órganos, tejidos y células

Donar para salvar la vida a otros se debe convertir en una práctica mundial con la finalidad de prologar la vida y mejorar completamente la calidad de la misma.

Por Mundo Sano

A esto se le suma la falta de programas nacionales, recursos humanos competentes y elevados costos de los trasplantes además de terapias de mantenimiento.(Pixabay.)

A esto se le suma la falta de programas nacionales, recursos humanos competentes y elevados costos de los trasplantes además de terapias de mantenimiento. | Pixabay.

A pesar que sí hay un aumento de donación de órganos de personas fallecidas y personas vivas en los últimos años de acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud la disponibilidad de células, de tejidos y, en especial, de órganos de donación todavía se encuentra muy por debajo.

A esto se le suma la falta de programas nacionales, recursos humanos competentes y elevados costos de los trasplantes además de terapias de mantenimiento.

Según datos de Paho.org en el año 2016 se realizaron 53.345 trasplantes de órganos sólidos, siendo casi el 40% del total mundial.

Los más frecuentes suelen ser los de riñones, luego el de hígado sin dejar atrás el trasplante de córnea: 25,5% de los trasplantes regionales fue de donantes vivos a nivel regional en el 2016, algo superior al 21,8% del 2015.

En América Latina, Uruguay lidera la donación cadavérica con una tasa de 16,8 por millón de personas, seguido por Brasil (14,2) y Argentina (12). España es el líder mundial (47).

En el caso de México con información aportada por el Colegio de Médicos de México, se necesita fomentar esta cultura de donación. Los órganos para trasplante pueden provenir de donante vivos o fallecidos.

No obstante, algunos de los órganos solo pueden utilizarse cuando el donador tuvo muerte cerebral o encefálica.

En vida puedes donar: Pulmones (solo un fragmento), sangre, médula ósea, hueso, células madre, placenta, riñón, hígado (solo un fragmento), intestino, páncreas.

Por paro cardiaco: Córneas, piel, huesos, ligamentos, tendones, válvulas cardíacas, vasos sanguíneos. 

Por muerte cerebral se pueden donar: Riñones, intestino, tendones, hígado, córneas, corazón, piel, vasos sanguíneos, pulmones, ligamentos, páncreas, huesos. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones