Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Infartos silenciosos: 4 síntomas atípicos para identificarlos

Algunos síntomas pueden confundirse con otros trastornos menos serios de salud. 

Por Alejandra Gonzalez

La mitad de las personas que sufren infartos tienen síntomas que pueden confundirse con otras afecciones.(Pexels)

La mitad de las personas que sufren infartos tienen síntomas que pueden confundirse con otras afecciones. | Pexels

Un infarto al miocardio silencioso, también denominado isquemia silenciosa, se trata de un infarto al miocardio en el que no hay síntomas o se presentan síntomas menores o algunos no reconocidos. 

De acuerdo con el Baptist Health South Florida, aproximadamente la mitad de los ataques cardiacos tienen síntomas que pueden ser confundidos con otros trastornos menos serios de salud, y esto incrementa el riesgo de muerte de una persona.

La mejor forma de evitar los ataques cardiacos silenciosos y hasta los que no son silenciosos, es hacerse chequeos regulares con su médico de atención primaria para determinar si existen factores de riesgo para la enfermedad cardiaca, incluyendo presión alta, diabetes y alto colesterol.

 

Los infartos no siempre presentan síntomas. Foto: Pexels

 

SÍNTOMAS SILENCIOSOS DE UN INFARTO

Esta institución señala que los ataques cardiacos silenciosos pueden tener uno o más de estos síntomas en varios niveles:

  • Incomodidad en el centro del pecho. Esto puede durar varios minutos o puede irse y volver. Puede sentirse como presión o como dolor. La intensidad puede variar.
  • Incomodidad en las áreas superiores del cuerpo, tales como en uno o en ambos brazos, la espalda, el cuello, la mandíbula o el estómago.
  • Falta de aire antes o durante el dolor o la presión en el pecho.
  • Sudores fríos, sentir náuseas o mareos.

¿CÓMO SE PUEDE IDENTIFICAR UN INFARTO SILENCIOSO?

Por lo general, los infartos silenciosos se pueden detectar con un electrocardiograma (EKG) o un ecocardiograma, los cuales pueden determinar si existe algún daño al músculo del corazón.

Otro método es una prueba de sangre para detectar las huellas moleculares de la troponina T, una proteína que sueltan las células cardiacas lesionadas. 

Además de la hipertensión, la diabetes y el alto colesterol, los factores de riesgo para un ataque cardiaco silencioso son los mismos que para un ataque cardiaco con síntomas más obvios.

Estos incluyen: Tabaquismo, un historial familiar de enfermedad cardiaca, la falta de ejercicio y estar en sobrepeso.

 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones