Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Futuro padre muere de un raro cáncer 3 semanas después de su primera visita al hospital

El hombre falleció cinco semanas antes de la fecha de parto de su esposa. 

Por Alejandra Gonzalez

El hombre falleció antes de conocer a su bebé.(GoFoundMe)

El hombre falleció antes de conocer a su bebé. | GoFoundMe

Matthew y Graziella Robertson estaban muy felices tras enterarase que se convertirían en padres al poco tiempo de casarse en septiembre de 2021. 

En entrevista con People, 'Gracie' comentó que conforme se acercaba la fecha de parto de su hija, su esposo comenzó a sentir que algo iba mal y fue en mayo que empezó a quejarse de cansancio extremo y de dolor de espalda, pero ella pensó que era algo normal porque había estado construyendo cosas para su bebé. 

Sin embargo,  poco después se enteraron que Matthew estaba enfrentando un angiosarcoma epitelioide, un tipo de cáncer muy raro que afecta los vasos sanguíneos, y perdió la batalla contra la enfermedad. 

 

SU SALUD SE DETERIORÓ MUY RÁPIDO

Lamentablemente, el 'futuro papá' murió a los 30 años el pasado 6 de junio. Solo habían pasado 3 semanas de la primera visita que hizo a la sala de emergencias y cinco semanas antes de la fecha de parto de su bebé. 

Gracie dijo a la revista que estaba triste porque su hija no tendría su padre. 

Me entristece que no pueda ser la niña de papá. Sé que traerá tanta alegría y felicidad a nuestra familia durante este momento de angustia, pero es agridulce porque él debería estar aquí". 

La mujer de 29 años busca crear conciencia con la historia de Matthew sobre el angiosarcoma epitiloide y alentar a las personas para que asistan a sus revisiones médicas anuales. 

En el caso de su esposo, él acudió poco después de que comenzó a sentirse mal en mayo y su análisis de sangre mostró enzimas hepáticas elevadas y un recuento elevado de glóbulos blancos.

Sin embargo, aunque estos fueron más altos de lo normal, ni la pareja ni el médico pensaron demasiado en ellos y después de otros estudios le dijo que si presentaba fiebre o empezaba a sentirse mal que acudiera a la sala de emergencias.

SU DIAGNÓSTICO, UN RARO Y AGRESIVO CÁNCER

En días posteriores, el hombre empezó a tener sudores nocturnos y se sentía cada vez más cansado, por lo que fue al hospital y se sometió a una tomografía y a una ecografía abdominal. 

Como resultado se obtuvo que Matthew tenía lesiones en el hígado, la espalda y el bazo. En ese momento los doctores dijeron que creían que era cáncer y que debía hacerse algo al respecto. 

Después de descartar cáncer de páncreas le dijeron que se hiciera un biopsia de hígado y mientras esperaban los resultados la salud del hombre se debilitaba. 

"No podía dormir, no podía comer y se sentía muy hinchado", explicó Gracie, quien recomendó en ese entonces que averiguaran el sexo del bebé para que Matthew se animara. 

A pesar de la alegría que sentía por convertirse en padre de una niña, la salud del hombre siguió empeorando y fue el 31 de mayo cuando la mujer decidió llevarlo a la sala de emergencias porque no comía ni bebía nada. 

Tras obtener los resultados de la biopsia, los médicos diagnosticaron angiosarcoma epitelioide, un cáncer que es extraordinariamente raro y que puede ser muy agresivo. 

Dado a su terrible pronóstico, los doctores recomendaron desconectar a Matthew del respirador y su esposa Gracie estuvo de acuerdo. Ella lo acompañó hasta su último aliento. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones