Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Estudio incentiva que uso de pruebas rápidas reducen  grado de infección en un 80%

Un nuevo estudio publicado hoy por la Universidad de Colorado Boulder e Investigadores de la Universidad de Harvard se refieren al uso de las pruebas rápidas para el coronavirus. 

Por Mundo Sano

Cuando la cantidad de pruebas era la misma, la prueba rápida siempre reducía la infecciosidad mejor que la prueba de PCR más lenta y sensible.(Pixabay.)

Cuando la cantidad de pruebas era la misma, la prueba rápida siempre reducía la infecciosidad mejor que la prueba de PCR más lenta y sensible. | Pixabay.

Indican que las pruebas rápidas impulsarían la eliminación del virus en semanas, incluso si las mismas son significativamente menos sensibles que las pruebas clínicas estándar.

"Nuestro hallazgo general es que, cuando se trata de salud pública, es mejor tener una prueba menos sensible con resultados hoy que una más sensible con resultados mañana", dijo el autor principal Daniel Larremore, profesor asistente de ciencias de la computación en CU Roca.

Para el estudio, publicado en la revista Science Advances , Larremore se asoció con colaboradores del Instituto BioFrontiers de CU y la Escuela de Salud Pública TH Chan de Harvard para explorar si la sensibilidad, la frecuencia o el tiempo de respuesta de las pruebas es lo más importante para frenar la propagación de COVID. 19.

Los investigadores realizaron varias pruebas sobre cómo la carga viral sube y baja dentro del cuerpo durante una infección. 

Después se usaron  modelos de tipo matemáticos a fin de pronosticar el impacto de la detección con diferentes tipos de pruebas. La primera va enfocada  en 10,000 personas; otra en un entorno tipo universitario de 20.000 y en una ciudad de 8,4 millones.

Pudieron determinar que la frecuencia y el tiempo de respuesta son mucho más importantes que la sensibilidad de la prueba.

Explican que en el caso de una gran ciudad las pruebas generalizadas dos veces por semana con una prueba rápida redujeron el grado de infección en un 80%. 

Las que son dos veces por semana con una PCR que tarda 48 en ver resultados la reducción de la infección fue en un 58%. 

Cuando la cantidad de pruebas era la misma, la prueba rápida siempre reducía la infecciosidad mejor que la prueba de PCR más lenta y sensible.

"Este documento es uno de los primeros en mostrar que deberíamos preocuparnos menos por la sensibilidad de las pruebas y, cuando se trata de salud pública, priorizar la frecuencia y el tiempo de respuesta", dijo el coautor principal Roy Parker, director del BioFrontiers Institute y Howard Hughes Medical Investigador del Instituto.

Los autores dicen que se sienten alentados al ver que varios países ya han comenzado a realizar pruebas a todos sus ciudadanos y tienen la esperanza de que la nueva administración de EE. UU. haya dado prioridad a las pruebas rápidas.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones