Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Día Mundial de Concientización del Linfoma: ¿Qué es y cuáles son los síntomas?

Las personas con un sistema inmunitario débil o con cierto tipo de infecciones están en mayor riesgo.

Por M. Alejandra González

Para diagnosticar el linfoma se deben hacer un examen físico, pruebas de sangre, una radiografía torácica y una biopsia. (Unsplash)

Para diagnosticar el linfoma se deben hacer un examen físico, pruebas de sangre, una radiografía torácica y una biopsia.  | Unsplash

El linfoma es un cáncer de una parte del sistema inmunitario llamado sistema linfático. Si bien existen muchos tipos de linfoma, un tipo se denomina enfermedad de Hodgkin, mientras que el resto se conoce como linfoma no Hodgkin, según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. 

Cada 15 de septiembre se celebra el “Día Mundial de Concientización del Linfoma“, en el que se busca concientizar a las personas sobre este tipo de cáncer poco conocido, que va en aumento en todo el mundo.

La Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Córdoba explica que sus síntomas son similares a otras enfermedades y, en consecuencia, se demora su diagnóstico.

Este tipo de cáncer poco conocido va en aumento en todo el mundo. Foto: Unsplash

Linfomas de Hodgkin y No Hodgkin

MedlinePlus indica que los linfomas no Hodgkin comienzan cuando un tipo de glóbulos blancos, llamado células T o células B, se hacen anormales. Las células se dividen una y otra vez aumentando el número de células anormales, las cuales pueden diseminarse a casi todas las demás partes del cuerpo.

Además hace énfasis en que la mayor parte del tiempo, los médicos no pueden determinar por qué una persona desarrolla un linfoma no Hodgkin y son las personas con un sistema inmunitario débil o con cierto tipo de infecciones quienes están en mayor riesgo.

Usted está en mayor riesgo si tiene un sistema inmunitario débil o cierto tipo de infecciones.

Síntomas

El linfoma no Hodgkin puede provocar síntomas, tales como:

  • Ganglios linfáticos inflamados, sin dolor, en el cuello, las axilas o la ingle
  • Pérdida de peso inexplicable
  • Fiebre
  • Sudoración nocturna profusa
  • Tos, dificultad para respirar o dolor torácico
  • Debilidad y cansancio que no desaparece
  • Dolor, inflamación o sensación de hinchazón abdominal

Para diagnosticar el linfoma se deben hacer un examen físico, pruebas de sangre, una radiografía torácica y una biopsia. 

Los tratamientos para tratar el linfoma son: Quimio y radioterapia, terapia dirigida, terapia biológica o terapia para eliminar ciertas proteínas de la sangre. 

En caso de no presentar síntomas, esto puede significar que no se requiere tratamiento de inmediato. A esto se le llamada espera vigilante. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones