Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

Consejos para ayudar a pacientes con Parkinson a tener una mejor calidad de vida

El Parkinson es una enfermedad progresiva que se genera en el sistema nervioso y afecta lo movimientos. Sus síntomas comienzan de forma gradual.

Por Mundo Sano

Agregar a tu alimentación ácidos grasos omega-3, que pueden ser beneficiosos para las personas con Parkinson.(Pixabay)

Agregar a tu alimentación ácidos grasos omega-3, que pueden ser beneficiosos para las personas con Parkinson. | Pixabay

El Parkinson es una enfermedad progresiva que se genera en el sistema nervioso y afecta lo movimientos. Sus síntomas comienzan de forma gradual.

Los temblores se vuelven habituales, aunque la enfermedad también suele causar rigidez o disminución del movimiento.

Lamentablemente la enfermedad no tiene cura, pero los medicamentos y ciertas recomendaciones pueden ayudar a aquellas personas que la padecen a tener una mejor calidad de vida. Siempre se debe consultar al médico para buscar las mejores alternativas para los pacientes o si sospechas que tienes la enfermedad. 

Aunque no hay ningún medicamento natural alternativo para controlar la enfermedad te compartimos algunos consejos que pueden ayudar al paciente diagnosticado con este padecimiento. 

Los alimentos: Algunos alimentos pueden aliviar ciertos síntomas. Comer por ejemplo comidas con alto contenido de fibra y beber una cantidad adecuada de líquidos puede prevenir el estreñimiento, que es común en la enfermedad de Parkinson.

Agregar a tu alimentación ácidos grasos omega-3, que pueden ser beneficiosos para las personas con Parkinson.

El ejercicio puede ayudar a mejorar el bienestar además de reducir la ansiedad y la depresión.  El médico podría sugerir que trabajes con un fisioterapeuta para aprender un programa de ejercicios adecuado para ti. 

Trata de no moverte demasiado rápido. Es importante primero apoyar el talón del suelo.Es mejor pararse derecho. Cuando camines, mira hacia adelante. 
Distribuye tu peso uniformemente entre ambos pies y no te inclines.
Evita cargar cosas mientras caminas.
Evita caminar hacia atrás.

Masajes. La terapia de masaje puede reducir la tensión muscular y promover la relajación. 
Tai chi. El tai chi es una antigua forma de ejercicio chino que emplea movimientos lentos y fluidos que pueden mejorar la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza muscular. 
Yoga. En el yoga, los movimientos suaves de estiramiento y las posturas pueden aumentar tu flexibilidad y equilibrio. 
La meditación puede ayudarte a reducir el estrés y el dolor, y a mejorar tu sensación de bienestar.
Terapia con mascotas. Tener uno puede ayudar a aumentar tu flexibilidad y movimiento.

Con información de Mayo Clinic. 

En esta nota
  • Parkinson

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones