Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Enfermedades

¿Cómo se puede prevenir la hepatitis?

La hepatitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado. 

Por Mundo Sano

La hepatitis es una enfermedad que ocasiona la inflamación del hígado.(Pixabay)

La hepatitis es una enfermedad que ocasiona la inflamación del hígado. | Pixabay

La hepatitis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación del hígado. La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que la afección puede remitir espontáneamente o evolucionar hacia una fibrosis  (cicatrización), una cirrosis o un cáncer de hígado.

Los virus de la hepatitis son la causa más frecuente de las hepatitis, que también pueden deberse a otras infecciones, sustancias tóxicas (por ejemplo, el alcohol o determinadas drogas) o enfermedades autoinmunitarias.

Tipos de hepatitis

Las variantes que tiene la hepatitis son: A, B, C, D y E.

El virus de la hepatitis A (VHA) está presente en las heces de las personas infectadas y casi siempre se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. Se puede propagar también por ciertas prácticas sexuales. En muchos casos la infección es leve, y la mayoría de las personas se recuperan por completo y adquieren inmunidad contra infecciones futuras por este virus.

Sin embargo, las infecciones por el VHA también pueden ser graves y potencialmente mortales. La mayoría de los habitantes de zonas del mundo en desarrollo con saneamiento deficiente se han infectado con este virus. Se cuenta con vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por el VHA.

El virus de la hepatitis B (VHB) se transmite por la exposición a sangre, semen y otros líquidos corporales infecciosos. También puede transmitirse de la madre infectada a un recién nacido en el momento del parto o de un miembro de la familia infectado a un bebé.

Otra posibilidad es la transmisión mediante transfusiones de sangre y productos sanguíneos contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables.

El VHB también plantea un riesgo para el personal sanitario cuando este sufre pinchazos accidentales de aguja mientras asiste a personas infectadas por el virus. Existe una vacuna segura y eficaz para prevenir esta infección.

El virus de la hepatitis C (VHC) se transmite casi siempre por exposición a sangre contaminada, lo cual puede suceder mediante transfusiones de sangre y derivados contaminados, inyecciones con instrumentos contaminados durante intervenciones médicas y el consumo de drogas inyectables. La transmisión sexual también es posible, pero mucho menos común. No hay vacuna contra está variante. 

Expertos consideran que la C es una de las más peligrosas ya que no causa síntomas y puede vivir en el cuerpo de una persona hasta dos o tres décadas sin que ésta la detecte y, debido al diagnóstico tardío, es causante del 25 % de los casos de cirrosis y cáncer de hígado.

Las infecciones por el virus de la hepatitis D (VHD) solo ocurren en las personas infectadas con el VHB; la infección simultánea por ambos virus puede causar una afección más grave y tener un desenlace peor. Hay vacunas seguras y eficaces contra la hepatitis B que brindan protección contra la infección por el VHD.

El virus de la hepatitis E (VHE), como el VHA, se transmite por el consumo de agua o alimentos contaminados. El VHE es una causa común de brotes epidémicos de hepatitis en las zonas en desarrollo y cada vez se lo reconoce más como una causa importante de enfermedad en los países desarrollados. Se han obtenido vacunas seguras y eficaces para prevenir la infección por el VHE, pero no tienen una distribución amplia.

¿Cómo prevenir?

Especialistas del Complejo Asistencial Sótero del Río (CASR) en Chile  señalan que es fundamental tener hábitos preventivos para evitar el contagio de hepatitis. Por ello es necesario seguir los siguientes consejos:

  • Existe vacuna para la Hepatitis A y B.
  • Es fundamental mantener hábitos de higiene adecuados, donde el lavado de manos es esencial.
  • Evita beber agua en zonas donde las condiciones sanitarias sean deficientes y no exista un control adecuado.
  • Lava siempre frutas y verduras.
  • En el caso de la hepatitis B, las medidas preventivas son las mismas para evitar enfermedades de trasmisión sexual, es decir, relaciones sexuales seguras a través del uso del condón.
  • Jamás compartir agujas o jeringas. En caso de que se quiera realizar un tatuaje es necesario buscar un lugar que cuente con autorización sanitaria establecida para evitar algún contagio con material potencialmente contaminado.
  • No consumir drogas ilícitas inyectables.

 

 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones