Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

La plancha: El ejercicio estrella para trabajar tu abdomen

Un ejercicio sencillo de realizar en cualquier lugar y muy efectivo

Kimberly Salazar

Ejercicio estrella para trabajar los abdominales(UNPLASH)

Ejercicio estrella para trabajar los abdominales | UNPLASH

El ejercicio de la plancha abdominal es muy efectivo y fácil de hacer. Se ha convertido en el mejor ejercicio para trabajar los abdominales y solo requiere mantener el cuerpo rígido en forma de tabla y sostener las caderas. 

Además de ejercitar los músculos abdominales también se fortalecen otras partes de cuerpo como las piernas, glúteos, espalda, brazos y hombros, asegurándonos ganar fuerza y resistencia, según la revista Glamour.

El  investigador Stuart McGill, uno de los más importantes del mundo en biomecánica de la columna vertebral, aconseja 5 series de 10 segundos, o mezclar series de planchas más largas, de un minuto aproximadamente, con otras más cortas, de 10 ó 20 segundas.

En la posición de la plancha activamos al máximo el abdomen en tensión

Beneficios de la plancha

1. Abdomen envidiable

Realizar este ejercicio te ayudará acelerando la quema de grasa que se acumula en el abdomen, y si tu índice de grasa es bajo definirá y marcara tu abdomen.  

2. Reduce el dolor de espalda

Al fortalecer el torso, sin poner esfuerzo en la cadera ni la espina dorsal, ayudas a que los dolores y la tensión en la espalda baja se reduzcan, mientras fortaleces y tonificas tus músculos.

3. Mejora tu resistencia

La plancha es un ejercicio en el cual debes aguantar determinado tiempo en cierta posición, por ello tu cuerpo comienza a ganar resistencia física y a incrementar el ritmo cardíaco y respiratorio.

4. Corrige tu postura

Durante el ejercicio debes tener el tronco completamente extendido, como si fuera una tabla, y en la medida que tus músculos de la espalda, cuello y hombros se vayan fortaleciendo, notarás que tu postura se volverá más erguida.

¿Cómo puedes prácticar la plancha?

Colócate boca abajo, apoyándote sobre tus codos y antebrazos a la altura de los hombros, estira las piernas y sepáralas ligeramente para mantener parte de tu peso sobre los dedos de los pies.

Después, forma una línea recta con tu cuerpo, sin arquear la espalda, ni levantar los glúteos. Es importante que también mantengas los músculos del tronco contraídos todo el tiempo e intentes llevar el ombligo hacia adentro.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones