Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

Estos son los 4 tipos de ejercicios que todos deberíamos hacer

Cada uno de ellos brinda diferentes beneficios.

Por Mundo Sano

Es importante incluir diferentes tipos de ejercicios para mantener al cuerpo en óptimo estado.(Pexels)

Es importante incluir diferentes tipos de ejercicios para mantener al cuerpo en óptimo estado. | Pexels

El ejercicio es clave para un óptimo estado de salud, sin embargo, hay quienes suelen limitarse a uno o dos tipos de actividades solamente. Ante ello, especialistas de Harvard Health destacan son todos deberíamos hacer 4 tipos de ejercicios: Aeróbicos, estiramientos, fortalecimiento y equilibrio.

La fisioterapeuta del Hospital Brigham and Women's, Rachel Wilson, explica lo que se necesita saber sobre cada uno de estos tipos de ejercicios. 

  • Ejercicio aeróbico

Ayuda a acelerar la frecuencia cardiaca y la respiración. Es importante para muchas funciones corporales, como es la de entrenar el corazón y los pulmones para aumentar la resistencia. 

Wilson menciona:

Si está demasiado cansado para subir un tramo de escaleras, es un buen indicador de que necesita más ejercicio aeróbico para ayudar a acondicionar su corazón y pulmones".

Otros beneficios del ejercicio aeróbico es que ayuda a:

  • Relajar las paredes de los vasos sanguíneos
  • Disminuir la presión arterial
  • Quemar grasa
  • Reducir los niveles de glucosa en la sangre
  • Disminuir la inflamación
  • Mejorar el estado de ánimo
  • Aumentar el colesterol HDL ("bueno")

Según artículo de Harvard Health, a largo plazo el ejercicio aeróbico ayuda a disminuir el riesgo de enfermedades cardiacas, derrames cerebrales, diabetes tipo 2, cáncer de mama, colon, depresión y caídas. 

  • Entrenamiento de fuerza

Este tipo de ejercicio permite reconstruir la masa muscular, la cual ayuda a hacer tareas diarias como cargar objetos, levantarse de una silla o subir escaleras. 

El fortalecimiento de los músculos también ayuda a estimular el crecimiento óseo, disminuir el azúcar en la sangre, controlar el peso, mejorar la postura, disminuir el estrés y aliviar o prevenir los dolores en la espalda baja y articulaciones. 

Una rutina de fuerza puede incluir ejercicios de peso corporal como sentadillas, desplantes y otros ejercicios con pesas, bandas o máquinas. 

  • Estiramientos

Este ejercicio es útil para mantener la flexibilidad, disminuir el riesgo de calambres, dolores musculares, daño muscular, dolor en articulaciones y caídas. También ayuda a las actividades diarias como agacharse para abrocharse los zapatos. 

La recomendación es seguir una rutina de estiramientos al menos 3 o 4 veces por semana. 

  • Ejercicios de equilibrio

Mejorar el equilibrio puede ayudar a prevenir caídas, cuyo riesgo suele aumentar a medida que una persona envejece.

Algunas actividades que ayudan a mejorar el equilibrio son el tai chí o yoga.

 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones