Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Ejercicio

Diabetes y ejercicio: Beneficios y recomendaciones para ejercitarse

Varios estudios enfatizan la necesidad de un programa de ejercicios a largo plazo como parte del tratamiento de esta condición y sus complicaciones.

Por M. Alejandra González

El ejercicio es esencial para las personas que padecen diabetes.(Pixabay)

El ejercicio es esencial para las personas que padecen diabetes. | Pixabay

La diabetes es una enfermedad crónico-degenerativa que afecta la manera en la que el cuerpo utiliza la glucosa sanguínea, la cual es esencial para la salud debido a que es una importante fuente de energía para las células que forman los músculos y tejidos, señala Clínica Mayo.

Independientemente del tipo de diabetes que una persona padezca (tipo 1 o tipo 2) puede provocar un exceso de glucosa en la sangre. Un nivel muy alto de glucosa en la sangre puede generar graves problemas de salud, por ello es importante un diagnóstico temprano para que se pueda controlar con las medidas adecuadas.

Las personas que padecen diabetes deben tener cuidado con su alimentación. Foto: Pixabay

Ejercicio y diabetes

Para controlar la diabetes se deben realizar algunos cambios en el estilo de vida, principalmente en la alimentación, sin embargo, la actividad física también juega un rol importante.

La Federación Mexicana de Diabetes señala que varios estudios enfatizan la necesidad de un programa de ejercicios a largo plazo como parte del tratamiento de esta condición y sus complicaciones.

Entre los beneficios de realizar actividad física se encuentran:

  • Control glicémico

El ejercicio ha mostrado que puede regular el metabolismo de los carbohiatos y la sensibilidad a la insulina.

  • Hiperlipidemias

Se ha demostrado que la actividad física regular ayuda a disminuir los niveles de colesterol.

  • Hipertensión

El ejercicio físico reduce los niveles de tensión arterial en personas con diabetes.


 
Recomendaciones generales para la regulación glicémica durante el ejercicio:
  • Evitar ejercitarse si la glucosa es igual o mayor a 250mg/dl antes del ejercicio
  • Consumir carbohidratos si la glucosa es igual o menor a 100mg/dl antes de la rutina
  • Monitorear la glucosa antes, durante y después del ejercicio
  • Llevar un registro de mediciones para ver cuál es la respuesta glicémica a distintos tipos de ejercicio
  • Consumir carbohidratos cuando sea necesario para evitar una hipoglucemia
  • Tener a la mano  alimentos con carbohidratos a la hora de hacer ejercicio en caso de ser necesarios

Cabe mencionar que, según la Fundación para la Diabetes, no se recomienda hacer ejercicio si existe acetona en sangre o en orina, pues los cuerpos cetónicos aumentarían más.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones