Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

¿Sabes cuál es tu tipo de cabello? Aprende a identificarlo

Saber qué tipo de cabello te permitirá cuidarlo con los productos adecuados. 

Por Mundo Sano

Saber qué tipo de cabello tienes te ayudará a cuidarlo mejor.(Pexels)

Saber qué tipo de cabello tienes te ayudará a cuidarlo mejor. | Pexels

Antes de comenzar a cuidar tu melena es importante que conozcas cuál es exactamente tu tipo de cabello. De esta manera sabrás qué productos utilizar para que siempre tenga brillo y se mantenga hidratado. 

André Walker, un famoso estilista de Hollywood, analizó los diferentes tipos de cabello y estableció 4 categorías en función a su forma. 

Éstas son:

  • Liso o lacio
  • Ondulado: Es fácil de manejar, sin embargo, puede convertirse en un cabello encrespado si hay humedad.
  • Rizado: En este tipo de cabello se encuentran diferentes tipos rizado. Algunas ondas pueden nacer de la raíz o formarse al final. 
  • Afro: Es un rizo muy fuerte y marcado y con un volumen poderoso.

Textura

No solo se trata que conozcas qué tipo de cabello tienes, su textura también es importante. 

El cabello grueso es aquel que tiene un porcentaje elevado de proteína en la cutícula, una característica que favorece la capacidad de absorción y retención de agua. Suele ser propenso a encresparse.

Por otro lado, el cabello fino es más flexible pero también sufre mayor debilidad. Es común qe se estropee fácilmente y que las puntas se abran. 

¿Qué tipo de cabello tienes?

Una manera para descubrir qué tipo de cabello tienes es con este truco: Toma 2 o 3 de tus cabellos y enrolla alrededor de tu dedo índice. Después toca con tu dedo gordo. 

Si al hacer esto, notaste cada cabello, es probable que sea normal o grueso. En cambio, si no logras distinguir uno de otro o se mueven todos juntos, tu pelo es fino. 

 

Normal, mixto, graso o seco

Tener un cabello con mayor o menor sequedad también incluye en el tipo de cuidado que vas a darle. 

Los tipos son:

  • Graso: Las glándulas sebáceas se extralimitan en su función y producen demasiado sebo. Esto hace que la melena luzca apelmazada o aceitosa. 
  • Seco: Es quebradizo. Si lo estiras un poco se rompe y carece de brillo. También suele enredarse mucho. 
  • Normal: Es fácil de peinar y sus cuidados son sencillos si utilizas los productos adecuados. 

Una vez que identifiques qué tipo de cabello tienes, te resultará más sencillo elegir los productos para darle los cuidados que requiere y así mantener su brillo, humectación y sedosidad. 
 

Con información de Nivea

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones