Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

Los juanetes también se pueden heredar, así que te compartimos algunos consejos

Los juanetes son una protuberancia ósea que se forma en la articulación en la base del dedo gordo del pie.

Por Vanesa Rojas.

Si tienes juanetes en ambos pies la piel de esta zona puede estar adolorida y enrojecida. (Pixabay.)

Si tienes juanetes en ambos pies la piel de esta zona puede estar adolorida y enrojecida.  | Pixabay.

Esto hace que la punta del dedo gordo del pie apunte hacia el lado de los dedos más pequeños obligando que la base de este dedo sobresalga. Si tienes juanetes en ambos pies la piel de esta zona puede estar adolorida y enrojecida. 

Expertos dicen que esto se debe a años de movimiento anormal y presión sobre la articulación. Muchas veces la articulación puede volverse tan rígida y adolorida que los zapatos son dolorosos de usar.

La podóloga Georgeanne Botek, DPM , jefa de la Sección de Podología en Cleveland Clinic indicó que a menudo los juanetes son hereditarios, pero también se responsabiliza en la forma que caminas o zapatos que uses.  "Las mujeres desarrollan juanetes con mucha más frecuencia que los hombres".

Las personas con articulaciones flexibles parecen tolerar más sus juanetes. Se pueden volver permanentes a menos que se corrijan de forma quirúrgica.

Medidas para corregir los juanetes si no son tan dolorosos

Lo primero que debes saber es que hay que utilizar zapatos que le queden bien; es decir, no apretados, de tacón bajo.

También es vital, si ya tiene juantes,  mantener un peso saludable para evitar mayor impacto en esa zona con su peso.

Use plantillas de zapatos para ayudar a colocar el pie correctamente, bajo la supervisión de un médico, use una férula por la noche para mantener el dedo del pie recto.

Las personas con articulaciones flexibles parecen tolerar más sus juanetes. Se pueden volver permanentes a menos que se corrijan de forma quirúrgica. Pixabay.

Use baños tibios, bolsas de hielo, hidromasaje, ultrasonido y masajes.

Si su juanete le duele mucho, su podólogo puede recomendarle una cirugía  sobre todo si el mismo persiste por más de un año. También se debería realizar en  casos leves o graves.

El objetivo de la cirugía es aliviar el dolor y devolver el dedo gordo del pie a su posición correcta. Un cirujano vuelve a poner los huesos, ligamentos, tendones y nervios en el orden correcto y elimina la protuberancia.

Con información de Cleveland Clinic y Mayo Clinic. 

En esta nota
  • Juanetes
  • Cuidados pies
  • Cuidados

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones