Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

Joven de 21 años casi queda ciega y pierde el labio tras un relleno labial fallido

El relleno fue inyectado en una arteria, lo que provocó que se bloqueara el flujo de sangre a su cara. 

Por M. A. González

La joven notó que algo estaba mal con la inyección debido a que comenzó a sentir mucho dolor.(Unsplash)

La joven notó que algo estaba mal con la inyección debido a que comenzó a sentir mucho dolor. | Unsplash

Una enfermera dental temió quedar ciega y casi perder el labio después de someterse a un tratamiento de relleno fallido que bloqueó el flujo de sangre a su cara, informó The Daily Mail.

El mes pasado, Amy Wiseman, de 21 años, pagó 70 libras esterlinas (Alrededor de mil 943 pesos mexicanos) por el procedimiento a manos de una esteticista de su confianza, sin embargo, pudo darse cuenta de que algo estaba mal cuando quedó en agonía con un labio magullado y ahora quiere que las personas conozcan los riesgos del relleno de labios.  

De acuerdo con el medio, la joven de Durham, una ciudad al Noreste de Inglaterra,  afirmó que el relleno fue inyectado en una arteria, lo que provocó una oclusión vascular en la que la sangre no puede pasar por medio de un vaso sanguíneo y al ocurrir en la retina, puede provocar una pérdida total o parcial de la visión

La salud de la joven estuvo en riesgo debido a un relleno fallido en los labios. Foto: Pixabay

Wiseman también mencionó que su labio estaba privado de oxígeno y tenía 24 horas para salvar su rostro antes de que el tejido muriera por completo, una condición que habría hecho que necesitara un injerto de piel. 

Ante la situación, la enfermera dental acudió a un médico que logró disolver el relleno al día siguiente y le dijo que había estado en riesgo de perder la vista, mientras que otro especialista le comentó que tenía suerte de tener todavía el labio.

Había reducido el flujo sanguíneo porque el relleno estaba bloqueando la arteria, por lo que el hematoma era sangre que no tenía adónde ir. El dentista dijo que si no lo disolvía en 24 horas, me quedaría ciega...Si no hubiera trabajado en un dentista, habría perdido la vista y el lado izquierdo de la cara y habría necesitado un injerto de tejido en la cara".

Le dijeron que todo estaba bien

Amy había recibido el tratamiento desde que tenía 17 años, pero a pesar de ello, notó que algo no andaba bien luego de la inyección que le aplicó la esteticista de 0.5 ml, pues sintió un dolor peor del que había experimentado anteriormente.

Si bien la joven le envió un frenético mensaje sobre su situación, la mujer le respondió que el hematoma era normal y que no tenía nada de qué preocuparse a menos de que fuera una oclusión vascular.

Sin embargo, el dolor fue mucho peor más tarde, así que decidió enviar una foto a uno de los dentistas de su trabajo, quien le dijo que tenía que ir al hospital.

"Mi colega envió fotos a médicos de cabecera y cirujanos plásticos que ella conoce y que dijeron que necesitaba disolverlo lo antes posible. El dentista disolvió el relleno y el médico de cabecera con el que habían estado en contacto dijo que el hecho de que todavía tuviera mi labio era increíble, dijo. 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones