Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

El mal aliento y 3 de sus mitos más comunes

El mal aliento o halitosis, puede ser un gran problema, especialmente si quieres interactuar con alguien que puede notarlo.

Por Mundo Sano

La mejor manera de evitar el mal aliento es cepillar y usar hilo dental en tus dientes de manera adecuada y visitar a tu dentista(Pixabay)

La mejor manera de evitar el mal aliento es cepillar y usar hilo dental en tus dientes de manera adecuada y visitar a tu dentista | Pixabay

Hay muchas razones por las cuales puedes tener mal aliento. Puede ser porque no te cepilla o no usa el hilo dental frecuentemente. 

La bacteria que se acumula en tu boca y entre los dientes produce mal olor. Otras causas pueden ser enfermedades de las encías, boca seca o caries, sinusitis u otros problemas con tu nariz.

Tener buenos hábitos dentales, como el cepillado y el uso del hilo dental, ayuda a combatir el mal aliento. Los enjuagues bucales, caramelos de menta o goma de mascar pueden refrescar tu aliento. Si tienes una enfermedad que causa halitosis, tratarla puede mejorar tu aliento.

La buena noticia es que el mal aliento se puede evitar con algunos simples pasos.

El mal aliento es causado por bacterias que producen olor que pueden crecer en la boca. 

Cuando no te cepillas ni usas el hilo dental de manera regular, las bacterias se acumulan en trozos de alimentos que quedaron en tu boca y entre los dientes. Los componentes de azufre liberados por estas bacterias provocan mal aliento.

Ciertos alimentos, especialmente el ajo y las cebollas, que contienen aceites intensos, pueden contribuir al mal aliento porque los aceites son llevados a los pulmones y luego hacia afuera por la boca. 

Fumar también es una causa importante del mal aliento.

Existen muchos mitos sobre el mal aliento. Estas son tres cosas que puedes haber oído sobre el mal aliento que no son verdad:

Mito 1. El enjuague bucal hará que desaparezca el mal aliento.
El enjuague bucal solo elimina el mal aliento de manera temporal. Si utilizas un enjuague bucal, busca uno que sea antiséptico (mate los gérmenes que causan el mal aliento) y que reduzca la placa, con un sello de la Asociación de Odontólogos de Estados Unidos (ADA). 

Mito 2: Mientras laves tus dientes, no deberías tener mal aliento.
La verdad es que la mayoría de las personas solo cepillan sus dientes durante 30 a 45 segundos, lo que no es suficiente. Para limpiar todas las superficies de los dientes de manera eficiente, debes cepillarlos durante al menos 2 minutos, como mínimo dos veces al día. 

Mito 3: Si respiras en tu mano sabrás que tienes mal aliento.
¡Error! Cuando respiras, no utilizas tu garganta de la misma forma que cuando hablas. Cuando hablas, tiendes a sacar los olores de la parte posterior de tu boca (donde se origina el mal aliento), y esto no sucede al respirar. Además, como solemos acostumbrarnos a nuestros propios olores, resulta difícil que una persona se dé cuenta si tiene mal aliento.

La mejor manera de evitar el mal aliento es cepillar y usar hilo dental en tus dientes de manera adecuada y visitar a tu dentista para que realice limpiezas regulares, pero si tu mal aliento persiste, es posible que tengas un problema médico como sinusitis o enfermedad de las encías. Debes visitar a un especialista.

Con información de Medlineplus

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones