Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

Cada cuánto tiempo se deben lavar las sábanas en verano

Las células muertas, el sudor y el aceite de la piel que se quedan en las sábanas pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias y ácaros del polvo

Por Redacción MundoSano

Las células muertas que arroja la piel y que se quedan entre las sábanas pueden alimentar a los ácaros del polvo.(Unsplash)

Las células muertas que arroja la piel y que se quedan entre las sábanas pueden alimentar a los ácaros del polvo. | Unsplash

Las sábanas suelen estar al final de la lista de las prendas que se lavan, sin embargo, deberían de ser prioridad debido a que cada día arrojas células de la piel que pueden 'alimentar' a cerca de un millón de ácaros del polvo. 

El dermatólogo de Clínica Cleveland, Alok Vij, explica qué sucede con la piel muerta, los ácaros del polvo, las bacterias y cómo mantener la piel segura al momento de acostarse a descansar. 

Una persona promedio puede arrojar un gramo y medio de queratinocitos al día y a manera visual, el doctor Vij, señala que esto puede ser aproximadamente tres octavos de una cucharadita llena de piel muerta. 

La humedad que se genera en entre las sábanas suele ser el lugar ideal para que los ácaros del polvo y bacterias proliferen. Foto: Unsplash

ALEJA A LAS BACTERIAS DE TU CAMA

Para disminuir el riesgo de contraer infecciones en la piel, se recomienda tener una buena higiene con la ropa de cama, como lavar las sábanas con regularidad, al menos una vez a la semana, esto permitirá que tu propio ecosistema bacteriano no se salga de control. 

Otra sugerencia del doctor de Clínica Cleveland, es la de no tender la cama de inmediato y permitir que las sábanas se sequen al no levantar el edredón por un tiempo. Esto disminuirá la humedad que los ácaros del polvo y otras bacterias necesitan para proliferar. 

CALDO DE CULTIVO

Pero no solo se trata de la piel desechada, el especialista indica que en las sábanas también se encuentran el aceite y sudor de la piel e incluso la saliva, los cuales pueden ser un caldo de cultivo para las bacterias y ácaros del polvo que viven en las sábanas, colchones y almohadas. 

Es cierto que los ácaros del polvo no muerden como lo hacen las chinches, sin embargo sí ocasionan problemas para la salud debido a que pueden provocar picazón y desencadenar brotes de asma, alergias o erupciones en la piel si entran en contacto con el cuerpo en grandes cantidades. 

De acuerdo con el doctor Vij, cuando las células muertas se dejan reposar en las sábanas, las bacterias pueden prosperar y si te acuestas en una cama llena de ellas, existe una posibilidad de foliculitis o eccema nuevo o que se agrava. 

 

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones