Suscríbete
Suscríbete

Recibe todas las noticias
en tu e-mail

Bienestar y Belleza

4 cosas que no debes hacer al limpiar tus oídos y cómo hacerlo de manera segura

Es importante tener cuidado al limpiar los oídos para no disminuir su capacidad de defensa para combatir gérmenes y bacterias. 

Por Mundo Sano

Es importante tener cuidado con los hisopos para no lastimar los oídos.(Pixabay)

Es importante tener cuidado con los hisopos para no lastimar los oídos. | Pixabay

La cera en los oídos cumple funciones importantes, pues actúa como revestimiento a prueba de agua del conducto auditivo para protegerlo a él y al tímpano de gérmenes y bacterias que pueden causar infecciones. 

También se encarga de atrapar la suciedad, polvo y partículas para impedir que causen daños o irritaciones al tímpano. 

De acuerdo con el sitio Kids Healths From Nemours, la cera se abre paso por medio del conducto auditivo externo hacia la abertura de la oreja y posteriormente se desprende o sale del oído durante el baño.

Sin embargo, la Biblioteca Nacional de Medicina de EU explica que el cerumen puede acumularse y bloquear el conducto auditivo externo, es entonces cuando se convierte en un tapón de cerumen, el cual es una causa común de pérdida de audición. 

Limpieza de oídos

Expertos consideran que no es necesario extraer la cera de los oídos debido a que cuenta con su propio mecanismo de autolimpieza y se cae por sí misma. Incluso mencionan que puedes dañarlos o aumentar el riesgo de una infección al intentar introducir algo para limpiarlos. 

La gran mayoría de las personas utilizan los hisopos o bastoncillos para eliminar la cera, pero el uso de estos puede alterar los ácidos grasos, el pH y disminuir la capacidad de defensa de esta zona del cuerpo para combatir las bacterias. 

Por ello y para evitar problemas auditivos a futuro, recomendamos poner en práctica los siguientes consejos acerca de lo que no es bueno para el cuidado de tus oídos y las mejores sugerencias para su limpieza.

Lo que no se recomienda

  • Evita usar hisopos ya que estos empujan la cera hacia adentro y podrías crear un tapón.
  • No uses velas para limpiar tus oídos.
  • Evita utilizar tus dedos. En tus manos acumulas gérmenes que pueden ser perjudiciales. 
  • No limpies tus oídos todos los días. Intenta dejar un margen de entre 2 y 3 días. 

Formas seguras de limpieza

  • Usar una solución salina

Solo mezcla media taza de agua tibia con una cucharada de sal fina. Con la cabeza inclinada, aplica unas gotas en los oídos con la ayuda del algodón. Espera unos minutos y ¡listo!

  • Agua oxigenada

De la misma manera que antes, mezcla partes iguales de agua hervida tibia con agua oxigenada y limpia tus oídos. Esto ayudará a que los tapones de cera se ablanden.

  • Aceite de bebé

Coloca unas gotitas de este aceite y después un trocito de algodón. Permite que actúe toda la noche y al día siguiente eliminas el exceso de aceite.

  • Sprays auditivos

Su uso contribuye a prevenir acumulación de cera y limpiar de manera segura y eficaz sin ser agresivo.

En esta nota

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones