Suscríbete
Suscríbete

Recibe todo las noticias
en tu e-mail

Alimentación

Prepara unas nutritivas crepas de espinaca

Hablar de las espinacas es sinónimo de nombrar un sinfin de beneficios para nuestro organismo, porque son una gran fuente de fibra, vitaminas como la A, B1, B2, C, K y además otras propiedades como fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos.

Por Mundo Sano

Hablar de las espinacas es sinónimo de nombrar un sinfin de beneficios para nuestro organismo, porque son una gran fuente de fibra, vitaminas como la A, B1, B2, C, K y además otras propiedades como fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos.(Pixabay.)

Hablar de las espinacas es sinónimo de nombrar un sinfin de beneficios para nuestro organismo, porque son una gran fuente de fibra, vitaminas como la A, B1, B2, C, K y además otras propiedades como fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos. | Pixabay.

Hablar de las espinacas es sinónimo de nombrar un sinfin de beneficios para nuestro organismo, porque son una gran fuente de fibra, vitaminas como la A, B1, B2, C, K y además otras propiedades como fósforo, hierro, ácido fólico, magnesio, zinc y betacarotenos.

Solo por cada 100 gramos de este vegetal tu cuerpo está recibiendo 16 calorías, ademas que son conocidos por ser anticancerígenos.

Es muy recomendable su consumo durante el embarazo porque tiene zinc e interviene en la formación de los huesos, y el ácido fólico previene malformaciones en el feto.

Contienen luteína y zeaxantina que te ayudan con la visión y previene la ceguera. Aunque no lo creas tiene mucha vitamina A  ecesaria para la producción del sebo que mantiene el cabello hidratado y también para el crecimiento de todos los tejidos corporales, incluyendo el vello.

Por eso a continuación te compartiremos una receta para que la puedas consumir en un desayuno o cena. La misma es del portal Avena Canadá. 

3 huevos
4 cucharadas de avena hecha harina (en la licuadora)
1 taza de espinacas cocidas y escurridas
1/2 taza de leche
150 gr de jamón de pavo en rebanadas finas
200 gr de queso fresco, ricotta o panela
2 jitomates
4 ramitas de cilantro
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/2 cucharadita de sal
aceite de oliva

Procedimiento:

  • Licuar los huevos, la harina, nuez moscada, espinacas, leche y sal. Picar el queso, jamón, jitomate y cilantro. Dejar aparte.
  • Tomar una sartén grande y calentarlo a fuego alto. Luego agrega unas gotas de aceite y moverlo tratando de que el aceite cubra toda la superficie.
  • Echar una cucharada grande al sartén y esparcirlo con la misma hasta que quede una capa fina. Después de unos 40 segundos revisar si ya está cocida la parte de abajo. Voltear y cocer por el otro lado. 
  • Para rellenarlas extendemos una y sobre la mitad de ella se agrega el queso y jamón, con un poco de tomate. Se dobla y se decora con cilantro y más tomate.
En esta nota
  • Recetas
  • Crepas

Comentarios

Suscríbete

Recibe lo mejor de Mundo Sano en tu casilla de E-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones